17 jul. 2015

CAPITANES GENERALES DE LA ARMADA ESPAÑOLA (II) LUIS CÓRDOVA Y CÓRDOVA


Tras la muerte, en el año 1772, de Juan José Navarro de Viana marqués de la Victoria, la Dirección General de la Real Armada Española fue confiada al Teniente General Andrea Reggio y Branciforte, que no pudo alcanzar la alta dignidad de Capitán General.

A la muerte de este Almirante, acaecida en la ciudad de Puerto Real en el año 1780, fue nombrado como Director General de la Real Armada y Jefe del Departamento de Cádiz, Luis Córdova y Córdova, que continuó en su empleo de Teniente General durante tres años más...

En el año 1783, tras la firma de la paz con Gran Bretaña, España mantiene la posesión de las recuperadas Menorca y Florida, y como reconocimiento a sus meritorias acciones navales, el Rey le nombró Capital General de su Armada, tenía 77 años de edad … y una cabeza privilegiada.

Como una nota curiosa, quiero resaltar, que durante más de treinta años, desde 1749 hasta su fallecimiento en 1781, Zenón de Somodevilla marqués de la Ensenada, que pasó los últimos quince años de su vida desterrado en Medina del Campo, figura en los escalafones como Capitán General Honorario de la Real Armada.

Siguiendo con las curiosidades, he de decir, que debido a la longevidad de D. Luis de Córdova, durante el año 1789 hubo dos Capitanes Generales en nuestra Armada, D. Luis Córdova y D. Pedro Fitz-James, que como colofón a su carrera había sido ascendido, pero murió aquel mismo año...

Durante los años 1792-1793 también hubo dos Capitanes Generales,... D. Luis Córdova y Frey D. Antonio Valdés.

Durante los años 1794 y 1795 hubo tres Capitanes Generales en la Armada, a saber, Córdova, Valdés y Tilly.

Durante el año 1796 hubo también tres Capitanes Generales... Córdova (que falleció ese año), Valdés y González de Arce.



II CAPITÁN GENERAL
REAL ARMADA ESPAÑOLA


Luis Córdova y Córdova
Sevilla 4-12-1706 / San Fernando 29-9-1796

Capitán General y Director de la Real Armada Española, Jefe del Departamento Naval de Cádiz, Gran Cruz de Carlos III, Comendador de Bétera de la Orden de Calatrava.

Capitán General D. Luis Córdova Córdova


PADRES / HERMANOS

Juan de Córdoba Lasso de la Vega y Puente Verástegui
(*Sevilla 1665), Capitán de Navío, Caballero de la Orden de Calatrava, casado en Sevilla en 1692, con su prima hermana Clemencia Fernández de Córdoba Lasso de la Vega y Ventimiglia-Pisa (*Málaga 1676), hija del I Marqués del Vado del Maestre. Tuvieron 4 hijos.

Ramón Córdoba y Córdoba (*Sevilla 1699), que casó con Ana María Ramos de Garay Mexiá (*Utrera), y tuvieron a:

1).- Juan Córdoba y Ramos, que murió siendo Teniente de fragata de la real Armada.
2).- Agustín Córdoba y Ramos, Presbítero.
3).-Clemencia Córdoba y Ramos, religiosa en la Asunción de Sevilla.
4).- José Córdoba y Ramos (*Utrera 1732), Teniente General de la Real Armada, que casó con Julia de Rojas, (hija de José de Rojas, de la Orden de Santiago, Teniente General de la Real Armada, Comandante General del Departamento de Cartagena, Gobernador político y militar de aquella ciudad, y de Teresa Blanqueto, su mujer).

Teniente General D. José Córdoba Ramos
























Maria Ignacia Córdoba y Córdoba.

Luis Córdoba y Córdoba, natural de Sevilla. Bautizado el 12 de febrero de 1706, Caballero de Calatrava desde 1752. Capitán de navío, Caballero de la Orden de Santiago. Contrae matrimonio con María Andrea Romay y Bermúdez, (hija de Ignacio Romay, regidor perpetuo de la Coruña, y de María Bermúdez Mandhia). Son padres de:

1).- Antonio Fernández de Córdoba y Romay, natural de Cádiz. Bautizado en 1745. Guardiamarina desde 1758.

José Ignacio Córdoba y Córdoba
(*Sevilla 1709), Guardiamarina desde 1723. Caballero de la Orden de Carlos III.


ABUELOS PATERNOS

Luis de Córdoba Lasso de la Vega Martínez de Francia y Almonte (*Sevilla 1627), Caballero de Calatrava, casado en Sevilla, en 1659, con María Petronila de la Puente Verástegui (*Sevilla 1642). Tuvieron 5 hijos.


ABUELOS MATERNOS

Diego Córdova y Lasso de la Vega Martínez de Francia y Almonte (Sevilla 1629-Madrid 1720), General de Artillería, General de la Flota de Nueva España y Galeones, Presidente de la Real Audiencia de Santa Fe de Bogotá, del Consejo de su Majestad en el Supremo de Guerra, Caballero de Alcántara, I Marqués del Vado del Maestre. Casado en Córdoba, en 1657, con Águeda Catalina Ventimiglia-Pisa Arias del Castillo Fajardo (*Málaga 1643), Marquesa de Casa Arias, de la familia Ventimiglia, virreyes de Sicilia. El matrimonio tuvo 12 hijos.


BISABUELOS PATERNOS PATERNOS / BISABUELOS MATERNOS PATERNOS

Juan Córdoba Lasso de la Vega y Figueroa Messía, (*Málaga 1586), Gobernador de Llerena, Caballero de Santiago, sirvió al rey Felipe III en el Ejército de Flandes, casado en primeras nupcias, en 1617, con Luisa Martínez de Francia y Almonte (*Sevilla 1595).Tuvieron 9 hijos.


BISABUELOS PATERNOS MATERNOS

Francisco de la Puente Verástegui (*Valmaseda 1602), Comerciante, Caballero de Alcántara, casado con María Ordoñez de Pineda y Rueda (*Sevilla 1607). Tuvieron 4 hijos.


BISABUELOS MATERNOS MATERNOS

Clemente de Ventimiglia-Pisa Jiménez Torres (*Ronda 1598), casado, en 1640, con Francisca Arias del Castillo Maldonado Fajardo (*Málaga).


 
Genealogía del Capitán General Córdova



ESPOSA / HIJO / NIETOS

María Andrea Romay y Bermúdez, hija de Ignacio Romay Becerra y Andrade, Regidor perpetuo de La Coruña y Betanzos, Diputado Procurador a Cortes Españolas, y su esposa Mariana Bermúdez de Mandiá. Tuvieron un hijo.

Antonio de Córdova Romay
(Cádiz 1745-Cartagena 1782), Capitán de Navío de la Real Armada Española. Casado en dos ocasiones.
En primeras nupcias con Dolores Möller y Mourin (*Cádiz), con la que tiene cuatro hijos, dos varones Antonio y José, que en el año 1792 eran tenientes de navío de la Real Armada, y dos hembras, Concepción y Luisa Córdova Möller).
En segundas nupcias con María Joaquina García del Postigo y del Poyo, hija de Isidoro García del Postigo y del Prado, Jefe de Escuadra de la Real Armada Española (Écija 1703-Cartagena 1767). De este segundo matrimonio tuvo una hija (Ana María Córdova García del Postigo).


CRONOLOGÍA

1718-1746
Con solo 11 años de edad, acompaña en un viaje a su padre que era capitán de navío (1718); posteriormente realiza un par de viajes a América; con quince años sienta plaza de guardiamarina en Cádiz (1721); con diecisiete años es promovido al empleo de alférez de fragata (1723); forma parte de la escolta al Infante Carlos de Borbón en su viaje a Italia para ser nombrado Duque de Parma (1730); promovido al empleo de alférez de navío (1731); participa en la toma de Orán y es promovido al empleo de teniente de fragata (1732); interviene en la reconquista de Nápoles y Sicilia (1734); promovido a teniente de navío (1735); con 33 años de edad alcanza el empleo de capitán de fragata (1740).

1747-1754
Tras veintiséis años de servicio en la Real Armada, y tan solo 41 años de edad, en el mes de mayo, es ascendido a Capitán de navío (1747); se le confiere el mando del navío de línea América (1751), que haciendo división con el navío Dragón de D. Pedro Fitz-James Stuart, combatieron en las proximidades del Cabo San Vicente contra los buques argelinos Danzik y Castillo Nuevo. El Danzik, capitana de Argel combatió durante más de 20 horas siendo finalmente quemado y hundido, el Castillo Nuevo, que era la almiranta de Argel, huyó. Por esta brillante actuación, Fitz-James fue promovido a Jefe de Escuadra, y Córdova recibió del rey una encomienda de Calatrava, la de Bétera.

DESPACHO DEL MARQUÉS DE LA ENSENADA AL MARQUÉS DE LA VICTORIA.

«He leído al Rey y oido S. M. con mucha satisfacción la relación que V. E. acompaña con carta de 19 del corriente, del combate que tuvo con gloria de las armas reales D. Pedro Stuart y Portugal con los dos navios de su cargo, Dragón y América, sobre el cabo de San Vicente, con la Capitana y Almiranta argelina, habiendo logrado poner en fuga este último bajel, bien maltratado, y quemar la Capitana enemiga, haciendo cautiva la mayor parte de la tripulación y guarnición. Y enterado S. M. muy por menor de todas las circunstancias de tan bizarra función, del valor y acertada conducta con que han peleado y maniobrado D. Pedro Stuart Portugal, D. Luis de Córdoba, y a su ejemplo los oficiales, guardias marinas, tripulaciones y guarniciones, ha resuelto S. M. que V. E. manifieste a todos su rea] agrado, y a D. Pedro Stuart, que S. M. le ha promovido Jefe de escuadra, y a capitanes de navio al Marqués de Casinas y D. Juan Ignacio Salaverria, segundos de los expresados navios, y ha concedido a D. Luis de Córdoba la encomienda de Vetera en la Orden de Calatrava. »
Asimismo ha resuelto S. M. se gratifique a las tripulaciones y guarniciones de ambos bajeles (exclusos oficiales mayores y guardias marinas) con el importe de una paga de sus sueldos respectivos; que si los que han muerto en el combate después de él de resultas de las heridas eran casados, se asista las viudas con las dos terceras partes del sueldo que gozaban los maridos; y que los heridos que quedasen imposibilitados de servir, se les asista con el sueldo de inválidos en cual quier parte que los quieran disfrutar. Madrid 25 de Diciembre de 1751.—El Marqués de la Ensenada.»


1754-1758
Durante estos años realizó servicios de escolta a los convoyes a América, y anduvo luchando en aguas de Cartagena de Indias, contra todo aquél que fuera contra los intereses de España y su Rey.

1760-1774
A la edad de 53 años, el 13 de julio de 1760, fue nombrado Jefe de Escuadra, empleo que ostentó durante 14 años.

Kalendario manual y guía de forasteros en Madrid.1761


En 1772, el 29 de mayo, parte de Cádiz, al mando de una flota formada por capitana, almiranta y 14 mercantes.

1774
En diciembre es promovido al empleo de Teniente General de la Armada.


INTENTO DE INVASIÓN DE GRAN BRETAÑA

1779
Declarada la guerra a Gran Bretaña, parte de Cádiz el día 23 de junio, al mando de una escuadra que se unió un mes después a la del Almirante francés Louis Guillouet conde d'Orvilliers (Moulins 1710-Moulins 1792), navegaron por el Canal de la Mancha, obligando a los barcos británicos a entrar en sus puertos y colapsando el país, aunque no consiguieron su objetivo final, que era el desembarco de tropas y la invasión de Gran Bretaña.

Gran Bretaña vivió aquel verano de 1779 una situación de terror comparable a la que vivió en los tiempos de la Gran Armada de Felipe II. Era la primera acción importante después de que los Pactos de Familia pusieran a España en guerra con Inglaterra, sufrió un acoso por el que la población británica había abandonado incluso las localidades costeñas. El Almirante Córdova hubiera invadido Inglaterra aquel verano, pero las dudas continuas del almirante francés, Luis Guillouet, y una acción combinada del escorbuto y una epidemia de tifus echaron al traste esos planes y los obligaron a retirarse a Brest.

El conde de Orvilliers hacía unos días había perdido de unas fiebres a su único hijo, teniente de navío del buque Bretaña, donde él mismo enarbolaba su insignia, y el año anterior había su muerto su única hija... aún así, afrontó la campaña con total entereza.


La Bretagne, navío de tres puentes y 100 cañones, entró en servicio en 1762


FORMACIÓN DE LA ARMADA COMBINADA

La Armada naval combinada estaba formada por 66 navíos de línea, 20 fragatas, y 15 corbetas (los navíos de línea españoles sumaban 35 unidades, de los que 1 era de 114 cañones, 8 de 80 cañones, el resto entre 70/74 cañones), el conde de Orvilliers aseguraba que con dificultad se encontrarán barcos más hermosos, más bien construidos, más bien equipados, y que ejecuten con mayor perfección las maniobras...

Escuadra de Observación, integrada por 16 navíos de línea y 3 fragatas, está mandada por el Teniente General D. Luis de Córdova y Córdova, que enarbola su insignia en el Santísima Trinidad (del porte de 114 cañones).

Escuadra de Vanguardia, integrada por 15 navíos de línea (tres divisiones), está mandada por el Teniente General Luc Urbain du Bouëxic, Conde de Guichen, que enarbola su insignia en el Villa de París (del porte de 100 cañones).

Teniente General Conde de Guichen


Escuadra del Centro, integrada por 15 navíos de linea (tres divisiones), está mandada por el Teniente General Conde de Orvilliers, que enarbola su insignia en el Bretaña (del porte de 100 cañones).

Teniente General Louis Guillouet d'Orvilliers


Escuadra de Retaguardia, integrada por 15 navíos de línea (tres divisiones), está mandada por el recientemente nombrado nombrado Teniente General D. Miguel Gastón de Iriarte y Elizacoechea, que enarbola su insignia en el Rayo (del porte de 80 cañones).

Escuadra Ligera de Reserva, integrada por 5 navíos de línea, está mandada por el Teniente General Charles Auguste Levassor de la Touche-Treville, que enarbola su insignia en el Corona (del porte de 80 cañones).


Esta Armada Combinada regresó al puerto de Brest en el mes de septiembre. En el mes de octubre, el día 17, el Teniente general Córdova, Comandante de la Escuadra de Observación de S.M.C. ofreció un banquete, a bordo del navío Santísima Trinidad, convidando a todos los Oficiales Generales, y los Capitanes de la Armada Naval Combinada.


Navío Santísima Trinidad


1780
Aquel año fue nombrado Director General de la Armada y Jefe del Departamento de Cádiz sustituyendo a D. Andrés Reggio. El rey le concede la distinción de Caballero Gran Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden de Carlos III, dándose la circunstancia que desde la creación de esta condecoración civil por el Rey en el año 1771, solamente había sido otorgada a Príncipes y Grandes de España.


APRESAMIENTO CONVOY BRITÁNICO

La madrugada del día 9 de agosto, al mando de 27 navíos de línea y varias fragatas, y teniendo como segundo (Jefe de EM de la Escuadra) a José Mazarredo, en las cercanías del Cabo de Santa María, apresa un convoy doble con un rico cargamento, el mayor convoy salido de puertos británicos (57 buques), convirtiéndose en un héroe, ya que es el mayor golpe que ha recibido la marina británica en toda su historia.

Teniente General José de Mazarredo Salazar


NUEVO APRESAMIENTO CONVOY BRITÁNICO

1781
Navegando por aguas del Canal de la Mancha, captura un convoy de 24 barcos que lleva al puerto de Brest.

Pontaniou-Brest 1780

1782
Mando supremo sobre las fuerzas que ejercen el bloqueo de Gibraltar.


COMBATE NAVAL DEL CABO ESPARTEL

El día 20 de octubre se enfrentan en combate, en las proximidades del Cabo Espartel, la flota hispano-francesa al mando del Almirante Córdova contra una flota británica al mando del Almirante Richard Howe.

Flota Británica unos días antes de la batalla de Cabo Espartel
Óleo de Richard Paton

El resultado de este enfrentamiento quedó en tablas; finalmente la flota de Howe declinó el combate, y puso proa de regreso a Gran Bretaña habiendo cumplido su objetivo de abastecer a Gibraltar, lo que sería definitivo al año siguiente, en la firma del Tratado de Paz, para no conseguir recuperar esta plaza para la Corona de España.

Almirante de la Flota Richard Howe
Óleo de John Singleton
Museo Marítimo Nacional


«Excmo. Sr.: Muy señor mío. En 14 del corriente, a la vista de Marbella, di cuenta a V. E. de haberse logrado la salida general de la armada combinada del surgidero de Algeciras el día anterior, y ahora remito a V. E., adjunto el diario de ocurrencias de consideración en ella, para que circunstanciadamente pueda V. E. enterar al Rey de ellas, de lo irremediable de mi parte en que a favor de obscuridades y de mal tiempo del SE., pasase la escuadra enemiga con su convoy del E. para el O. de la armada: como de que recalando ésta en la mañana del 19 a la boca del Estrecho avistamos a los enemigos que huyeron para el Océano; que se les persiguió con esperanza de encuentro, no obstante su mayor andar; que en efecto se avistaron en la mañana del 20; que se les dio caza con toda diligencia; que formaron su línea esperándonos en cierto modo; pero aprovechando su ventaja de vela para no poder ser atacados por todas nuestras fuerzas; que lo fueron por 32 o 33 navíos contra sus 34 con todas las ventajas de una posición accidental en que precisamente quedaron no sólo fuera de sus lugares, pero aun de parte en el ataque los comandantes de la segunda y tercera escuadra, hallándose la línea de fuego sin otros que el de la escuadra ligera y yo, que estábamos en los extremos: que empezó el combate poco antes de las seis de la tarde, empeñándose primero en vanguardia, después a retaguardia, y por último al centro; que no fue continuado general, sino alternado, según los enemigos querían agrandar las distancias con su mayor andar arribadas; que finalmente a las diez cuarto quedaron fuera del fuego, poniéndose en retirada con vela desigual, unos mucha otros menos, según les convendría para mantener su orden. » Tuve entonces por inútil el perseguirlos con la señal de caza, porque ya vista la huida, no cabía esperanza de alcanzarlos; ignoraba las averías de mi línea y me exponía en la posición accidental a un desorden o falta de inteligencia de señales, que no puede aventurarse atacando a 34 navíos bien ordenados, era más fundada la lisonja de empeñarlos de otro modo a nueva acción; por lo cual, siendo muy poco el viento en la noche, me mantuve observándolos, dueño del mar de batalla. 
«Amanecieron el 21 a la vista, tiempo calmoso, en que no obstante hacían diligencia para alejarse, lo consiguieron, perdiéndose de aquélla para el ponerse el sol, cuando nosotros apenas gobernábamos, ni juzgué oportuno hacer ademán de caer sobre ellos, porque hubiera sido infructuoso, y tal vez motivo para que hiciesen una derrota de alejarse más en la noche, así considerando su situación por nuestra parte del S. / SO. corregido, la derrota que podían hacer por la noche, de regreso para sus costas, indiqué la mía al NO. de la aguja, que parecía podersela cruzar, para amanecer hoy la vista solicitando nuevo empeño. Favoreció para ello el viento del E., NE. aun del E. un largo, regularmente fresco, con que ha sido dueño el enemigo de ceñir francamente al N., que era su rumbo mejor de navegación; pero parece que al contrario le ha hecho a sotavento al NO. pues que no se ha descubierto esta mañana, navegando aun no más que una paralela nuestra derrota, se hubiera disminuido la distancia. Visto lo cual, y fuera de toda esperanza de nuevo encuentro, he mandado ceñir el viento y aprovecharé el primero oportuno para dirigir la armada a Cádiz. » Tengo por escusado el hacer el elogio de la buena disposición viveza que observé en nuestro fuego, porque no le ha menester la bizarría de las dos naciones aliadas. Esto lo que más por menor noté en comandantes oficiales gente de mar, me aseguraban con mucha satisfacción en un cabal desempeño de las obligaciones de cada uno en todo suceso en que los enemigos se obstinasen en sostener la acción; pues que de nuestra parte no había arbitrio para alargar un punto de lo que ellos quisieren, es el principio con que ha de hacerse justa graduación de este combate, contando sólo 32 navíos nuestros contra 34 de aquéllos, que plegaron huyeron, por batidos, porque convendría así las miras políticas de Inglaterra, no aventurando su escuadra los incidentes de una acción tenaz que nos dejase dueños de hacer uso de la superioridad de nuestras fuerzas.
Particípolo a V. E. para noticia del Rey, y puede asegurar a S. M. que no me ha quedado diligencia ni medio que emplear en logro de su mejor servicio, como espero concluya su real penetración por la exposición sincera de mi adjunto diario. Nuestro Señor guarde V. E. muchos años. Navío Stma. Trinidad, en latitud 35°,57' longitud de 2°,3o' al O. de Cádiz, a 22 de Octubre de 1782. B. L. M. de V. E. su más reverente servidor.—Luis de Córdoba.—Sr. Marqués González de Castejón. Archivo General Central. Estado. Leg. 4225-Danvila t.V. pag.313

1783
Por el tratado de Versalles Gran Bretaña se ve obligada a reconocer la independencia de los EE.UU., además se firman tratados de paz unilaterales con otros países como España, que recupera Menorca y La Florida, pero no lo consigue con Gibraltar.
En atención a sus grandes méritos es elevado al mas alto empleo en nuestra Armada, el de Capitán General.

Estado Militar de España. 1784

1796
El día 29 de julio, con 90 años, fallece en San Fernando.

1870
Setenta y cuatro años después de morir, sus restos son trasladados al Panteón de Marinos Ilustres, cuya primera piedra había sido puesta por orden suya en 1786.


Guillermo C. Requena




Fuentes:
Genealogía de los Excmos. Sres. Duques del Arco y Marqueses del Vado del Maestre / Antonio Ramos, Presbytero- Málaga 1780.
Descripción genealógica de la Casa de Aguayo... / Antonio Ramos, Presbytero. Málaga 1781.
Monarquía Española, Blasón de su Nobleza, Volumen 2 / Escrito por Juan F. Rivarola y Pineda. Madrid 1736.
Galería Biográfica de los Generales de Marina... / Francisco de Paula Pavía.
Naval and Military Memoirs of Great Britain, from 1727 to 1783, Volumen 1 / Escrito por Robert Beatso
BNE- Hemeroteca Digital.
BVD- Biblioteca Virtual Defensa.
BOE- Gazeta Colección Histórica.
PARES-Ministerio de Educación
BVPH-Ministerio de Educación
Otros…



No hay comentarios:

Publicar un comentario