23 jul. 2014

FRANCISCO ANTONIO MOURELLE DE LA RÚA






Un extraordinario marino gallego que navegaba por el océano Pacífico… como Perico por su casa, y cuando se cansó de explorar, volvió a España, se casó... ya que parece que no había tenido tiempo hasta entonces,  y se dedicó a zurrar la badana a los enemigos de España... hablaran inglés o francés...

Francisco Antonio Mourelle de la Rúa
San Adrián de Corme 17.6.1750 - Cádiz 29.5.1820


El Jefe de Escuadra D. Francisco Mourelle da Rúa, descubridor de islas en los Mares del Sur, el archipiélago de Vavao, y explorador de la costa de Alaska, nació el 17 de junio de 1750 en la parroquia cormelá de Gondomil, muy cerca de donde se encuentra la Pedra da Serpe, donde aún hoy se puede admirar el blasón de la casa familiar.
La isla Maurelle, en el archipiélago canadiense de las islas Discovery, en la costa meridional de la Columbia Británica, fue nombrada en su honor.


Excmo. Sr. D. Francisco Antonio Mourelle, comandante general en 1819 de la gran expedición de Ultramar.  Óleo sobre lienzo de Augusto M. de Quemada.  Museo Naval de Madrid.


Era el cuarto de los cinco hijos de Domingo Antonio Mourelle de Lema (San Adrián de Corme 1709-San Adrian de Corme 1781) y de su esposa Andrea de la Rúa y Couto, que habían casado el 19 de diciembre de 1734 en la iglesia parroquial de San Adrián de Corme.
Fueron sus hermanos Rosa, Eusebia, José (sacerdote), y Domingo.





Era nieto paterno de Antonio Mourelle y de Bernarda de Sande y Lema. Era nieto materno de Pablo de la Rúa y de Antonia de Couto.

En 1798 contrajo matrimonio en la ciudad de Algeciras, con Petronila Pardo y Ariza (*1779), sabemos que tuvieron dos hijos, también tenemos noticias de un nieto.
José María Mourelle Pardo, Concejal de Algeciras (1853) 
Francisco Mourelle Pardo (*Puerto de Santa María 1819), casado en 1842, en Algeciras, con María Dolores Rodríguez (*Málaga 1818).
  • Emilio Mourelle Rodríguez (*Sevilla 1848), sentó plaza de guardimarina en Cádiz en el año 1862. Comisario de Guerra 2ª clase, Interventor del Ejército, Capitanía General de Andalucía.


CRONOLOGÍA

1763
Con trece años de edad, ingresa en la Escuela de Pilotos en El Ferrol, el patrimonio familiar (pescadores) no daba para ingresar de guardiamarina en Cádiz.


...Por tanto los Pilotos eran vistos como los hombres que andaban siempre con los instrumentos de navegación y el compás, unos científicos más que militares. Muchos Pilotos ilustres fueron catedráticos, maestros ó profesores en las Compañías de Guardias marinas que formaban a los futuros Oficiales de Guerra que luego los menospreciaban tanto. 

Los Pilotos eran formados, en su gran mayoría, en la Universidad de Mareantes de Sevilla, el Real Colegio Seminario de San Telmo de Sevilla y su gemelo de Málaga. Para ingresar en dichos Seminarios era preciso ser español, y tener entre ocho y catorce años. Los aspirantes debían ser blancos. Los mulatos, negros, gitanos, herejes, judios o penados del Santo Oficio no podían ingresar. Los padres no debían ejercer oficios viles. Como profesiones viles se entendían las siguientes: verdugo, danzante, corchete, buñolero, lacayo, pastelero, mozo de mulas, bodegonero, pregonero, dueño de tienda frutas, comediante, alquilador de coches, caballos y mulas, pescadero, zapatero, talabartero, tabernero, ropavejero, carnicero, vendedor de mondongo, matarife o gifero... Los aspirantes a Piloto embarcaban para sus prácticas y eran llamados meritorios de pilotage, considerados como marinería común. Para ser Pilotín debían superar una serie de pruebas, tales eran el haber hecho tres campañas de navegación en Europa, un viaje redondo (ida y vuelta) a América y la realización de un examen. Para ascender a Segundo Piloto se volvía a exigir el examen.


En 1748 el Marqués de la Ensenada creó el Cuerpo de Pilotos de la Armada y estableció un centro de formación de pilotos en cada uno de los tres Departamentos Marítimos Peninsulares.

... la entrada en 1743 del nuevo ministro de Felipe V, el marqués de la Ensenada, en el juego político impulsó con nuevos bríos toda una batería de reformas en este campo. Entre otros aspectos, Ensenada propició la integración dentro de la estructura de la Armada de los pilotos, profesión que hasta el momento se había mantenido al margen de la estructura militar y que no había gozado de graduación alguna. A partir de ahora, se trataba de garantizar un número de pilotos mínimo para los barcos de guerra y, por otro lado, que toda la comunidad de pilotos, los de guerra y los pilotos mercantes, tuvieran unos conocimientos homogéneos. Para ambos problemas, se diseñaron diversas soluciones: Primera, la creación de un Cuerpo de Pilotos de la Armada Segunda, el nombramiento de un Piloto Mayor, bajo cuya autoridad se realizarían los exámenes para la obtención del título de piloto. Tercera, la creación de tres escuelas de la Armada para la formación de pilotos sitas en los nuevos Departamentos marítimos de Cádiz, Cartagena y El Ferrol. Todas estas innovaciones contenidas en las nuevas Ordenanzas de la Armada de 1748 constituirán el punto de partida de un fenómeno de absorción de competencias en materia de pilotaje por parte de la Armada. Las escuelas de pilotos de la Armada o Reales Escuelas de Navegación, fueron creadas como semillero particular de pilotos para la marina de guerra, aunque en ellas también quedaron obligados a examinarse todos los individuos dedicados al pilotaje de navíos mercantes. Su puesta en funcionamiento arrancó en el año 1751. Las tres escuelas estaban dirigidas por un Director de Pilotos, quien, a su vez, dependía del Piloto Mayor de la Armada, conocido años más tarde como el Comandante en Jefe del Cuerpo de Pilotos.



1765
Embarcado como meritorio en el navío "Arrogante" que había sido botado en Guarnizo en 1754, advocación de San Antonio de Padua, de porte de 74 cañones, que estaba mandado por el capitán de navío D. Juan Ignacio Ponce.

1766-1767
Viaja por el Atlántico embarcado en la urca "Peregrina"  formando parte de una división al mando del capitán de navío D. Felipe Ruiz Puente que había sido designado por la Corona como primer gobernador de las Malvinas, e iban a sustituir a los franceses.

1768
Título de Pilotín, tenía 18 años de edad.

1769-1770
Realiza varios viajes transportando tropas a Puerto Rico.

1771
Embarcado en la fragata "Catalina" botada en Guarnizo en 1767, de porte de 30 cañones.

1772
Embarcado en la corbeta Dolores (botada el año anterior en Ferrol, de porte de 20 cañones) como segundo piloto, al mando de D. Ignacio Millau, viajan a América con la misión de reconocer (las maderas) los montes de Cumaná en la Guayana y los de la isla de Trinidad de Barlovento.

1773
Regresan del Caribe, llegan a Ferrol en el mes de Septiembre.


1775
Primer piloto del Apostadero de San Blas en las Californias, participa en la accidentada expedición al mando del capitán D. Bruno de Herzeta al Pacífico Norte.

La goleta Sonora, separada de la fragata Santiago, tras el ataque indio que sufrieron los españoles, continuó bordeando la costa hacia el Norte, guiada por el excelente piloto Mourelle alcanzando la ciudad de Sitka en lo que hoy llamamos Alaska; teniendo que regresar por la enfermedad que consumía a sus tripulantes.

1ª Expedición  (del 16 de marzo de 1775 al 7 de octubre de 1775).

A su llegada a San Blas, el 26 de febrero de 1775, se incorporó a la expedición organizada por Antonio María Bucareli y Ursúa, virrey de Nueva España, para seguir las exploraciones iniciadas por el piloto Juan Pérez en 1774 al norte de San Francisco. Mourelle de la Rúa fue destinado a la goleta “Sonora”, de apenas diez metros de eslora, bajo las órdenes de Juan Francisco de la Bodega y Quadra. Otros dos barcos participarían en la expedición: la fragata “Santiago”, al mando de Bruno de Hezeta, y el paquebote “San Carlos”, este último destinado a abastecer los presidios de la Alta California.


Capitán de Navío D. Juan Francisco de la Bodega y Quadra y de Mollinedo
Museo Naval de Madrid


1776
Alférez de Fragata

1777
Mourelle de la Rúa mandó el paquebote “Príncipe”, que abasteció los almacenes del presidio y la misión de San Diego (California).

1779
En el mes de febrero, embarca como segundo comandante de la fragata Favorita que estaba mandada por Juan Francisco Bodega y Quadra, y que formaba parte de la expedición al Pacífico Norte al mando del capìtán de fragata D. Ignacio de Arteaga; les acompañaban la fragata Princesa y la goleta Activa.

2ª Expedición  (del 11 de febrero de 1779 al 21 de noviembre de 1779). 

Dos años después volvió a navegar bajo las órdenes de Juan Francisco Bodega y Quadra en la fragata “Favorita” en un nuevo viaje de descubrimiento en el Pacífico septentrional, que protagonizarían con otra fragata, la “Princesa”, mandada por Ignacio de Arteaga. El 11 de febrero de 1779 se inició la expedición y el 3 de mayo los barcos alcanzaron el puerto de Bucareli (entre las islas de Suemes y Baker, en el archipiélago Príncipe de Gales), en cuyo paraje permanecieron hasta el 15 de junio. Tres días después, dos lanchas comandadas por Mourelle de la Rúa iniciaron una minuciosa exploración del citado puerto. El 12 de junio, las naves regresaron de su jornada con un completo plano del puerto en unos momentos de gran tensión entre los expedicionarios y los indios. El puerto de Bucareli fue abandonado el primero de julio, y las fragatas se dirigieron hacia el noroeste hasta divisar -el día 16- el monte San Elías (Alaska). Este mismo día, los marinos bautizaron, además, la isla Kayak (Alaska) con la festividad del día: Nuestra Señora del Carmen. Las fragatas recorrieron su costa meridional y llegaron a un puerto situado en la costa oeste de la Hinchinbrook Island (Alaska), que llamaron de Santiago (hoy Port Etches), donde permanecieron varios días. El 1 de agosto, la ”Favorita” y la “Princesa” anclaron cerca de una pequeña isla, que llamaron San Aniceto, y al día siguiente tomaron posesión de una bahía situada en el extremo sur de la península Kenai (Alaska), bautizada Nuestra Señora de Regla. Finalmente, el día 7 de agosto, las fragatas iniciaron el regreso, durante el cual divisaron varias islas situadas entre la Kennedy y la Stevenson Entrances. La fragata “Favorita” alcanzó el puerto de San Francisco el 14 de septiembre, y ancló en el de San Blas el 21 de noviembre. Por sus servicios en el viaje, Mourelle fue nombrado alférez de navío.


Ruta seguida por la fragatas Favorita y  Princesa,  desde  San José de Nayarit hasta Alaska y regreso.  He marcado la situación de la isla Maurelle, denominada así en su honor, que junto a la isla Quadra, isla Sonora y otras, forman el Archipiélago Discovery, situado entre el continente  (Columbia Británica) y la isla de Vancouver.



1780-1781

De Nueva España a Filipinas.

El 21 de febrero de 1780, como segundo comandante de la fragata Princesa, que comandaba su amigo el teniente de navío D. Bruno de Herzeta, zarpan del Apostadero de San Blas con destino a Filipinas, previamente pasan por Acapulco para reunirse con la fragata San José que mandaba el teniente de navío D. José Emparán; juntas zarpan en Marzo con destino a Filipinas, que estaba siendo atacada por los ingleses, transportando caudales, tropas y pólvora.  Cumplieron su misión, llegando a Manila, el día 23 de julio de 1780, sin novedad.

De Filipinas a Nueva España.

En septiembre de 1780 el gobernador de Filipinas Jose Basco y Vargas le confió el mando de la fragata “Princesa“ y le ordena llevar ciertos documentos importantes para el virrey de Mexico. 

Durante este viaje, zarpó el 21 de noviembre del puerto de Sirisán, atravesará el Océano Pacífico descubriendo numerosas islas en la zona de las islas Salomón, como la Isla Ermitaño, cuyo nombre perdura y otras islas que él llamó San Francisco, San Jose y San Antonio pero que hoy se llaman Simberi, Mabua, Tabar entre otras.

Su descubrimiento más importante fue el del grupo de las Vavao en el archipiélago de Tonga. Allí tuvo ocasión de conocer a un numeroso grupo de isleños que veían por primera vez al hombre blanco. Los indígenas se mostraron en todo momento amables y los nuestros les contentaron con la quincalla habitual en estos casos. El “Tubou“ o reyezuelo de las islas mantuvo gran amistad con Mourelle, llegando a ofrecerle a su hija que nuestro hombre rechazó cortésmente y les permitió provisionarse de agua y de fruta. Los españoles estuvieron un mes en este paradisiaco lugar, sin ningún incidente con los indígenas. Sus descripciones de este pueblo nos hacen recordar invariablemente la famosa película de Marlon Brando sobre el motín de la Bounty y otras similares. Según el historiador norteamericao Donald C. Cutter “ sus relaciones y mapas relativos a esta expedición le colocan a la misma altura que los capitanes Cook, Bougainville, Malaspina y La Pérouse en las exploraciones del Pacífico."
En el mes de septiembre de 1781, el día 27, arribó finalmente al Puerto de San Blas en las Californias, tras diez meses de travesía.

Por su merecimiento en esta misión fue promovido al empleo de Alférez de Navío.



Ruta seguida por Francisco Mourelle, al mando de la fragata Princesa,  desde las islas Filipinas hasta San José de Nayarit,  cuando descubrió las Vavao en el archipiélago de Tonga.


1783-1785
Realiza varios viajes más entre Nueva España y Filipinas con cometidos diversos.  Durante nueve meses ocupa la Comandancia del Apostadero.

1787
Ascendido a Teniente de fragata, se integra en el Cuerpo General de la Armada. 

1788
Es nombrado Caballero de la Orden Militar de Santiago.





1789
A finales del año 1789 regresa desde Filipinas hasta Nueva España, como pasajero del buque San Andrés

1790-1792
Destinado en el virreinato de Nueva España, estuvo estudiando y ordenando los papeles y notas del explorador Juan José Pérez, por orden del virrey D. Juan Vicente de Güemes Pacheco de Padilla, Conde de Revillagigedo.

Por R.O. de 28 de Mayo de 1791, el virrey, el conde de Revillagigedo, recibe instrucciones de S.M. de reconocer y explorar el estrecho de Juan de Fuca, especialmente el canal que se venía denominando de López de Haro.

A tal efecto el virrey había encomendado esta misión al teniente de fragata D. Francisco Antonio de Mourelle, que se hallaba en Veracruz, asignándole el mando de la goleta Mexicana, botada recientemente en San Blas.

Cuando Mourelle estaba disponiendo lo necesario para ejecutar su misión, el virrey recibió una carta de Malaspina, que no parecía confiar en Mourelle, que le pedía que las goletas, tanto la Mexicana, como su gemela la Sutil, fueran comandadas por sus capitanes de fragata Alcalá-Galiano y Valdés, y de segundos comandantes los oficiales Salamanca y Bernasi... dejaban fuera de la expedición a Mourelle.


...se propuso al virrey que los capitanes de fragata Dionisio Alcalá Galiano y Cayetano Valdés dejasen la expedición de Malaspina, tomasen el mando de las goletas Sutil y Mejicana y llevasen a cabo un prolijo reconocimiento del estrecho de Juan de Fuca. Ambos barcos eran de muy poco calado, a propósito por ello para navegar por canales de poco fondo. La Sutil, aparejada de bergantín, y la Mejicana, de goleta, ambas bien pertrechadas de instrumentos astronómicos, antiescorbúticos y de objetos de rescate para regalar y cambiar con los indios. Como segundos iban los tenientes de navío Vernaci y Salamanca; Galiano, como oficial más antiguo, mandaba la expedición.

Mourelle y Caamaño llevaron las goletas a Veracruz y las entregaron a Dionisio Alcalá-Galiano y sus hombres que en el mes de Marzo de 1792 partieron al Pacífico Norte, mientras Malaspina, con las corbetas, había continuado viaje a Filipinas.

Mientras, por R.O. de 27 de febrero de 1792, Mourelle es promovido al empleo de Teniente de navío, en aquellos momentos ocupaba el puesto de secretario del Virreinato de Nueva España.

1793-1795
Vuelve a España, arriba al puerto de La Coruña a primeros del mes de Julio de 1793.
Participa a bordo del navío San Agustín, en la escuadra del General D. Juan de Langara, en la Guerra del Roselló; defiende Rosas.

1797
Embarcado en el navío de línea Conde de Regla, el destino hizo que la mañana del día 14 de febrero, se desencadenara la que vino en llamarse batalla de Cabo de San Vicente, y que una bala de cañón se llevara por delante la vida de su insignia, el conde de Amblimont, y casi mata a su comandante el brigadier D. Jerónimo Bravo... y ese mismo destino puso a Mourelle al frente del barco, ¡ahí nada! un tres puentes, con 112 cañones.

No debió asustarse... tuvo tiempo y arrestos, después de haber sido machacado a cañonazos por los ingleses durante horas, de ayudar en el rescate del Santísima Trinidad impidiendo que se realizara su rendición...

Durante este año ejerció el mando de las lanchas cañoneras del apostadero de Algeciras llevando a cabo numerosas acciones de mérito. Por ejemplo el 3 de diciembre de 1797 participa en un combate de 7 cañoneras contra un convoy ingles protegido por 3 fragatas con apresamiento del bergantín corsario “Prince William”.

1798
Contrae matrimonio en la ciudad de Algeciras.

1799
Prácticamente con 50 años, CONSIGUE ser nombrado Capitán de fragata, méritos... todos, origen... pobre.

Por R.O. de 9 de febrero es promovido al empleo de capitán de fragata; en abril es destinado al Apostadero de Algeciras, participando en los ataques a Gibraltar que realizaba Bruno Hezeta con su división de cañoneras.

En carta dirigida a Mazarredo, Bruno de Heceta jefe del apostadero de Algeciras decía de él :
“Asistió a más de 40 combates contra las fuerzas anglicanas entre los que se cuentan 14 de la mayor nota, esto es, batiendo con 10 o 12 cañones fuerzas que nos atacaban con 500, no en guerra galana, si no siempre a tiro corto de metralla y algunas veces de fusil y pistola y aun abordando de día las murallas de Gibraltar. Durante 3 años estuvo de comandante de las lanchas de fuerza y empeñó por consiguiente los combates y mandó mucha parte de ellos “.


1803
Nombrado Fiscal de Guerra.

1804-1805
Jefe del Apostadero de Algeciras

1806
Capitán de Navío, recibe el mando del navío de línea "Glorioso",.

1808
Designado como Jefe del Apostadero de Ceuta, que finalmente no se puso en marcha. Participa en la defensa de Cádiz contra el Almirante Rosilly.

1809-1810
Al mando del navío Algeciras, en 1809 viaja a La Habana y Veracruz. para traer caudales, regresa a Cádiz en 1810 con 7,5 MM.

1811
Al mando de la Fuerza Sutil de Reserva de la Bahía compuesta de una corbeta y 6 cañoneras. En Mayo es promovido al empleo de Brigadier.

1813
Vocal del Consejo de Guerra de Oficiales Generales en el Puerto de Santa María.

1815-1820
A partir de 1815 recibió en encargo de organizar, en las proximidades de Cádiz, una gran expedición de tropas, que debía pasar a sofocar la rebelión de las provincias del virreinato de La Plata. Para escoltarla se formó una escuadra de 5 navíos, 9 fragatas y otras embarcaciones de pequeño porte, y el mando de ésta recayó en Mourelle que tanta fama de valiente y entendido había adquirido a lo largo de su honrosa carrera, siendo promovido al empleo de jefe de escuadra en 1818.

En 1819 recibe la Cruz de la Orden Militar de San Hermenegildo.

Vivió amargado sus últimos años a causa del pronunciamiento de Rafael de Riego, al cual se enfrentó impidiendo que los buques de la Armada se sumaran al citado pronunciamiento; negándose a jurar la Constitución hasta tanto no lo hiciese el Rey. La disolución de la escuadra fue un duro golpe para él, quien herido y lastimado su carácter pundonoroso y honrado, que no es extraño acabase los días de su existencia, falleció en Cádiz en 29 de mayo de 1820.

"Excmo. Sr. Consecuente a la Real Orden que VE. se sirve comunicarme, se ha arriado la insignia de la escuadra de mi mando, que he entregado al brigadier don Diego Butrón, como comandante más antiguo. Dios guarde ... Navío Numancia, en la bahía de Cádiz a 16 de abril de 1820".

Desde 1890, con toda justicia, sus restos reposan en el Panteón de Marinos Ilustres, en San Fernando (Cádiz).


Guillermo C. Requena


Fuentes:
  • Hoja de Servicios
  • "Diario de la navegación hecha por José Antonio Vázquez" Contribución al conocimiento náutico de la Ruta entre Filipinas y la Nueva España / MARÍA LUISA RODRÍGUEZ-SALA. Universidad Nacional Autónoma de México. 2013.
  • Epítome biográfico y armas del marino Francisco Antonio Mourelle / Xosé Antón González-Ledo / Boletín nº 3 de ESTUDIOS DE GENEALOGÍA, HERÁLDICA Y NOBILIARIA DE GALICIA
  • Mourelle de la Rúa, el Almirante olvidado / Javier García Blanco.
  • Los Pintores de la Expedición de Alejandro Malaspina /  Escrito por Carmen Sotos  Serrano
  • La formación de los pilotos de la Carrera de Indias en el siglo XVIII / Marta García Garralón. Anuario de Estudios Atlánticos núm. 55 (2009).
  • BNE- Hemeroteca Digital
  • BVD- Biblioteca Virtual Defensa
  • BOE- Gazeta colección histórica
  • PARES- Portal Archivos Españoles
  • Otros...










No hay comentarios:

Publicar un comentario