7 jul. 2014

LA ACADEMIA DE CABALLERÍA Y SUS DIRECTORES (9) JOSÉ MARÍA MARCHESI




Los criadores de caballos deben haber recibido su nombramiento con aprecio,
porque tendrá siempre en cuenta el bien y fomento de la cría caballar,
que tanto necesita de protección y estímulo.


Durante el año 1860, que fue el primero en que el general D. José María Marchesi dirigió el Arma de Caballería y el Colegio de Cadetes, el día a día del colegio siguió controlado por el Subdirector Coronel D. Luis Vieyra Abreu y el Jefe de Estudios Coronel graduado D. Jose García Manfredi

Cuando se iniciaba el segundo año se produce una importante reestructuración... Por R. D. de 4 de julio de 1861 se reorganizó la Escuela General de Caballería y se agregó al Colegio de Cadetes.


En la Escuela General de Caballería se venía impartiendo las clases de herradores, picadores, y desbravadores, por R.O. de 3 de agosto de 1861, pasaron estas enseñanzas al Colegio de Valladolid, desapareciendo el Centro de la ciudad de Alcalá de Henares.


Se designa como Primer Jefe, el coronel subdirector del Colegio D. Luis Vieyra  Abreu, y como Segundo Jefe, el coronel graduado teniente coronel D. José Gómez Rey que mandaba la Escuela General.

Por R.O. de 10 de agosto de 1861, el Centro de Valladolid, cambia su denominación y empieza a llamarse Colegio y Escuela General de Caballería, por aquellas fechas, además, se inaugura el nuevo Picadero, que empezó a construirse en 1858, y que en la actualidad permanece en pie. Comienza a forjarse el  "Espíritu Jinete"...


El actual Picadero fue inaugurado el 18 de agosto de 1861 y estaba dotado de alumbrado de gas; todo un lujo ya que, por entonces, todavía muchas calles vallisoletanas se iluminaban con farolas de aceite...


En el año 1862 se marcha D. José García Manfredi y se unifica la Dirección.


Estado militar de España 1863
Colegio y Escuela General de Caballería.
Director, el Excmo. Sr. Director general del arma.
Sr. Coronel D. Luis Vieyra Abreu, Subdirector.
 Coronel grdo. TCol. D. Rafael de Rojas y Casanova, Jefe de Estudios.
 Coronel graduado, Teniente Coronel D. .losé Gómez Rey.
T. Coronel graduado, Comandante D. Emilio Vienne y Padieri.
Comandante, D. Fernando Gasaraayor y Aparici.
Comandante, D. Cayetano de la Jara y Casas.


En el mes de Junio de 1863, el General Marchesi viaja hasta Valladolid para presenciar los exámenes de los Cadetes del Colegio de Caballería; por otro lado, aquel año recibieron su despacho 31 nuevos oficiales.


Director del Colegio y Escuela General de Caballería.
9 Julio 1860 / 14 Octubre 1863




JOSE MARÍA MARCHESI Y OLEAGA
(Madrid, 27 de noviembre de 1801 – Madrid, 23 de mayo de 1882)

Teniente General, Director general de Caballería, Director del Colegio y Escuela General de Caballería,  Ministro de la Guerra, Gobernador Capitán General de Puerto Rico, General en jefe del Quinto Ejército y Presidente del Consejo Supremo de la Guerra, Gentil hombre de cámara con ejercicio, Cruz 2ª Clase Laureada de la Real y Militar Orden de San Fernando, Caballero Gran Cruz de la Orden de Carlos III, Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, Caballero Gran Cruz de la Orden de San Hermenegildo, Cruz 1ª clase de la Orden de San Fernando, Caballero de la Legión de Honor de Francia, Caballero de la Orden Imperial de San Estanislao de Rusia, Comendador de la Orden del León Neerlandés de los Países Bajos.


Teniente general D. José Marchesi y Oleaga.


Fueron sus padres D. Luis Marchesi y Parussi, natural de Módena (Italia), General de brigada de Caballería y pintor, que había casado con Dª.Rita Oleaga y Migueles, natural de Bilbao.
José fue el segundo hijo del matrimonio; el padre era por aquel entonces exento de la compañía italiana del real Cuerpo de Guardias de Corps.

De sus abuelos, poco más hemos podido averiguar además de sus nombres y sus lugares de origen...  Su abuelo paterno fue D. Fulbio Marquesi  (*Módena-Italia 1757) que contrajo matrimonio con Dª. Felicitas Parrusi  (*Módena-Italia 1771). Su abuelo materno fue D. Joaquín Oleaga, natural de Bilbao, que había casado con Dª. Margarita Ignacia Migueles, natural de Valladolid.



Esposa / Hijos / Nietos


Al parecer contrajo nupcias, de las que había enviudado sin sucesión, pero he de afirmar que una vez revisados, yo diría cientos, de documentos y sitios, no se menciona el nombre de su primera esposa... ni una sola vez.

Lo cierto es que en el año de 1847, frisando los 46 años de edad, y con el empleo de brigadier de Caballería,  se casó en Madrid, en segundas nupcias, con una bella joven de 17 años que era hija de su amigo D. Juan Butler, que era uno de los Directores generales del Ejército, concretamente del Cuerpo de Intendencia.


CLEMENTINA BUTLER ARIAS

(Vitoria 1830 -Madrid 1893) , hija de su amigo Juan Bautista Butler y Keyser (*Sevilla 1790- Madrid 1861), Interventor General e Intendente Militar 1ª Clase, Intendente General Militar Director general del Cuerpo Administrativo del Ejército (dos veces, en 1847 y 1851), Consejero Real (1849),  Ministro del Tribunal de Cuentas del Reino (1857), después de muchos años de ocupar la  Intervención General Militar del Ejército, y de su esposa María Rosa de Arias y Gasco (+Madrid 1865), casados en 1820 en Valladolid;  prima segunda de la poeta Rosa Butler (*Jaén 1821), autora de “La Creación del Mundo”, precoz feminista, descendiente de los Butler de Ballindysert.


 Clementina Butler Arias. 
Óleo pintado por su hijo el coronel de Caballería D. Francisco Marchesi Butler


Tuvieron 3 hijos:  Francisco, Luis y Eduardo.

Francisco Marchesi Butler
(Madrid 1850-Córdoba 1925), Coronel de Caballería, Pintor, Miembro de la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba.

D. Francisco Marchesi Butler
Coronel de Caballería y Pintor.



Luis Marchesi Butler
(1854-Madrid 1914), General de brigada de Caballería, Jefe del Escuadrón de Escolta Real,  Jefe del Regimiento de Cazadores de Lusitania.  Casado con su prima hermana  María Encarnación Butler Díaz de Cáceres (+Madrid 1922).  Tuvieron 3 hijos  (José, Luis y María que falleció con 11 años).

José María Marchesi Butler
Capitán de Caballería del Grupo de Regulares de Ceuta, muerto en acción de guerra, en 1922, en el combate de Beni-Aros, casado con María Vallejo.


Eduardo Marchesi Butler
(Palma de Mallorca 1858- ), Comandante de Caballería (ER)

Era un hombre de rostro fino, rectangular y dulce; con los ojos claros; amable y cultivado, un gran lector, sobre todo de libros de historia. Un gran organista, hasta el punto de dar conciertos para los Reyes.

Casado con Rita Sociats Suarez-Figueroa, pintora, pianista, católica, que sentía horror a la Masonería, y era nieta del teniente general Cayetano Figueroa y Garaondo. Tuvieron al menos cuatro hijos (Eduardo, José María, Clementina, Guadalupe).

Eduardo Marchesi Sociats 
Ingeniero.
José María Marchesi Sociats
Ingeniero Jefe de primera clase del Cuerpo Nacional de Ingenieros Geógrafos, Presidente del Consejo Superior Agronómico, del Cuerpo Nacional de Ingenieros Agrónomos



CARRERA MILITAR



Guerra de Independencia
1808-1814


Año 1807-1814
Con seis años de edad fue nombrado Paje del rey Carlos IV pero no pudo entrar en posesión de esta gracia por declararse la llamada Guerra de la Independencia de España contra Napoleón.  Extinguida, por este motivo, la compañía donde servía su padre, estuvieron en Tortosa, donde cayeron prisioneros y acabaron huyendo,  Valencia, Alicante y Madrid.



Reinado de Fernando VII
1814-1833

1815
El 20 de diciembre de 1815 ingresó en clase de distinguido de menor edad en la Brigada de Carabineros Reales; transcurren cuatro años de estudio con aprovechamiento.

1819-1823
Durante el Trienio Liberal (1820-1823) luchó contra el Rey Fernando VII.

Más adelante, el 1 de diciembre de 1819, entró de cadete al regimiento caballería de Farnesio, jurando la Constitución Española de 1812 en abril de 1820. Con este regimiento asistió a varias acciones de guerra contra las tropas realistas, distinguiéndose Marchesi en las acciones de los pueblos de San Pedro y Villaornate, donde con cuatro soldados destacados de un grupo de 25, que componían la totalidad de su fuerza, se arrojó sobre 90 caballos enemigos acuchillándolos dentro del mismo pueblo hasta ponerlos en precipitada fuga con grandes pérdidas de muertos, heridos y prisioneros. En los periódicos de aquel tiempo se hace mención a este hecho de armas, así como también a la parte activa que tomó Marchesi en varias escaramuzas contra los cabecillas Merino, Cuevillas y otros.
En 1823, fue destinado al Cuarto Ejército de Operaciones, al mando del general Pablo Morillo, hasta la capitulación que el mencionado general hizo con los realistas y con los franceses en Villafranca.

1824-1833
Durante la Década Ominosa (1823-1833) continúa su carrera ascendente a las órdenes de Fernando VII... a pesar de su postura anterior.

Disuelto el ejército constitucional, el 1 de agosto de 1824 ingresó otra vez como distinguido en el regimiento de cazadores a caballo de la Guardia Real; en el mes de octubre es promovido a alférez de caballería
En 1825, al frente de la 3ª compañía persigue a Bessières en la columna del Conde de España.
En 1826 se encuentra en el ejército de observación del Tajo, siendo impurificado a su disolución.
En 1827 es purificado; en 21 de julio de 1828 es ascendido al empleo de teniente; en 7 de mayo de 1833 es promovido al empleo de Ayudante.



Regencia de María Cristina
Primera Guerra Carlista
(1833-1840)


1833-1840
El día 12 de noviembre de 1833 se halló en la acción de Cubillos de Perazancos, donde se distinguió contra los carlistas a los que hizo 63 prisioneros con tan sólo cuatro batidores. Por esta acción S. M. le concedió el grado de teniente coronel.

En 1834 participa en las acciones de Ordiaciaín, Mendigorría, Artaza, Turtan y Viana. En octubre es ascendido a Capitán de Coraceros.

En 1835 interviene por las zonas de Toledo y Talavera.

El 20 de mayo 1836, en la acción de Ademuz, tuvo un señalado triunfo contra 1.800 infantes y 250 caballos carlistas que le valió una mención honorífica. En esta acción, Marchesi cargó y dispersó a toda la caballería enemiga con unos 50 coraceros, formando parte de la columna de Ezpeleta,  pesar de hallarse aquella formada al extremo de un puente de unos 60 metros y apoyada por su infantería que coronaba las alturas. Marchesi recibió en el choque una lanzada por encima de pecho izquierdo, que no acabó con su vida por llevar dobladas en el bolsillo unas listas de revista. Fue muy recomendado por su comportamiento, mereciendo las gracias de S. M.

Jefe de Plana Mayor de la División de la Ribera, el día 24 de mayo de 1837 acompañó al general Diego de León en la acción de Huesca. En la carga que dio la caballería, perdió el caballo que montaba; tomó uno de la artillería que también fue herido mortalmente, y se vio por último obligado a montar el tercero que le cedió uno de los ordenanzas del general Iribarren. Fue Marchesi gravemente herido por una bala en el pie izquierdo. Continuó, sin embargo, batiéndose el resto de la acción, colocándose al frente de las compañías de tiradores de lanceros y de parte de la de coraceros; protegió algún tiempo al brigadier Van Halen que mandaba los batallones del regimiento de la Guardia Real de infantería. Enviado por el general para contener a los carlistas que arrollaban el ala izquierda, fue replegándose hasta unirse al escuadrón de coraceros, con el que dio una carga dirigida y mandada por el mismo general Iribarren, en la que este último fue herido mortalmente. Entre el nutrido fuego con que los carlistas recibieron al escuadrón, y la confusión en que se mezclaron los unos con los otros, Marchesi fue hecho prisionero por un oficial y cinco lanceros carlistas, de cuyas manos se salvó por los esfuerzos del cabo de coraceros Gabino Gómez. Imposibilitado Marchesi de seguir luchando por el estado de su herida, iba a retirarse desarmado del campo de batalla, cuando se vio precisado a permanecer en él para contener la dispersión de uno de los cuerpos con sólo su prestigio y la vaina del sable que le quedaba. En premio de su comportamiento fue premiado con la Cruz de primera clase de la Orden de San Fernando, y el 14 de diciembre obtuvo el grado de coronel de caballería.

En 1839 es nombrado comandante de un escuadrón de lanceros de la guardia hallándose en la acción de Alcocer.

El 15 de junio de 1840, formando parte de la división del general Manuel Gutiérrez de la Concha e Irigoyen, su escuadrón obtuvo una señalada victoria en los campos de Olmedilla. Después de haber forzado las posiciones de los batallones carlistas a las órdenes del general y sostenido por otro escuadrón de ligeros y dos compañías de cazadores, emprendió el enemigo su retirada hacía los montes inmediatos, de difícil acceso para la caballería, que podía únicamente cargarlos en una pequeña llanura a la que no era posible llegar sino dando un gran rodeo o precipitándose desde una eminencia escarpada. Marchesi optó por este último medio, arrojándose por la pendiente con los 80 caballos que componían su escuadrón. Al llegar abajo quedaron unos 30 por tierra; pero Marchesi, a la cabeza de los demás, cargó tan intrépidamente de flanco a tres batallones carlistas que se retiraban, que tuvieron que rendir las armas y entregarse, haciéndoles 1.400 prisioneros y 200 muertos. Marchesi, que sostuvo el combate más de media hora, hasta que llegó otra fuerza, tuvo mucha pérdida de hombres y caballos, y él mismo perdió el suyo. Por este mérito fue ascendido a coronel de caballería y obtuvo la cruz laureada de la Orden de San Fernando de segunda clase.

Con la misma división, entró por las Amézcoas en Navarra y tuvo un encuentro en las inmediaciones de Tafalla con las fuerzas carlistas de Balmaseda, a las que cargó de flanco con los 44 únicos lanceros útiles que le quedaban en su escuadrón, mientras otro del quinto ligero lo verificaba de frente, obligando a los carlistas a abandonar el campo, por lo que fue recompensado con la cruz de comendador de la Orden de Isabel la Católica.


Destierro de María Cristina
 Regencia de Espartero
(1840-1843)


1841
Terminada la guerra civil Primera Guerra Carlista participó activamente en la pronunciamiento de 1841, una conspiración de los enemigos del regente Baldomero Espartero, con la pretensión, entre otras, de sacar de palacio a la reina niña Isabel II de España y a su hermana Luisa Fernanda para que se reunieran con su madre, María Cristina de Borbón Dos-Sicilias, en aquel entonces exiliada en Francia. En la noche del 7 de octubre de 1841, momento en que se vio atacado el Palacio Real de Madrid, Marchesi se hallaba de jefe de parada en el mismo y, comprometido de antemano con los generales Diego de León y Manuel de la Concha, secundó el pronunciamiento. El pronunciamiento fracasó rotundamente y Marchesi tuvo que huir.  Fue condenado a muerte y se vio forzado a emigrar a Francia, donde permaneció dos años.



El Palacio Real de Madrid asaltado por el general Diego de León. 1841



El Archivo militar. Sección militar. 4/11/1841
.....El gobierno ha separado á una porción considerable de jefes y oficiales, y según tenemos entendido se prepara á hacerlo todavia con otra porción no menos considerable; por manera que los que queden empleados, los que reemplacen á los separados, los que sean ascendidos se considerarán progresistas, comprometidos con este partido y expuestos a perder sus empleos con la subida al poder del partido moderado, ni más ni menos que los demás empleados civiles; y por el contrario, los que sean separados se considerarán moderados o retrógrados y comprometidos con este partido, por el cual y solo con el cual esperaran mejorar de suerte y verse resarcidos, de los atrasos o perjuicios que sufran o crean sufrir.

Prescindiendo de las disensiones que esto debe producir entre unos y otros, y dé lo infinito que no solo el ejército sino la patria padecerá con ellas, resultará que el ejército por ahora pertenecerá al partido dominante, y perpetuamente tendrá que verse afiliado en uno y en otro; porque mañana que el caído suba al poder, separará; como es natural, á los que le han combatido y los reemplazará con los qué han padecido por él, prescindiendo de otras razones,  por tener en ellos más confianza.

De este modo la disciplina y la severidad militar desaparecerán: entonces habrá doble número de oficiales para ser empleados según el color político del partido que domine; entonces los partidos apoyados con el ejército podrán más fácil y cómodamente separarse dé la esfera de la legalidad; entonces se multiplicarán las revoluciones, entonces la anarquía aparecerá con toda la fealdad de sus formas; entonces tendremos el despotismo.

Piense bien el gobierno lo que hace, y calcule las consecuencias.
Nosotros entendemos que debe dejar las cosas como están;  derogar la Orden del 9 del pasado; colocar á los separados qué no se hayan sublevado; restablecer la disciplina y la moral del ejército; gobernarle con la ordenanza y la justicia, dando inexcusablemente lo que a cada cual corresponda, castigando sin contemplaciones a cuantos lo merezcan, empezando por él primer ministro de la Guerra que cierre las ordenanzas y los reglamentos. Entonces y sólo entonces dominará al ejército y estará seguro de ser obedecido en todos los casos: De lo contrario le predecimos los mayores males. Otro día continuaremos estas reflexiones.

Relación de los oficiales de la Guardia Real de caballería separados en el mes anterior.
Teniente coronel, D. Rafael de Arcos. Comandantes, D. Aquiles Rameau. D. Leopoldo Decombes. D. José María Marchesi. D. José María Urbina, Capitanes, D. Ramón Pinoaga. D. Peregrino Jacome ...


1843
Con el comienzo del reinado de Isabel II, en septiembre de 1843, regresó de nuevo a España, queda en situación de reemplazo.  En diciembre es promovido a brigadier.


Década Moderada
1844-1854


1844
Fue nombrado comandante general de la provincia de Oviedo y coronel del Regimiento de Caballería de la Reina núm. 2.
A mediados de año, es elegido Director general de las Reales Caballerizas y de la Armería, durante los años que trascurrieron desempeñando cerca de la real persona este empleo, estos dos establecimientos debieron grandes adelantos al buen gusto, asiduidad y conocimientos del Sr. Marchesi. En la yeguada de S. M. se tuvieron resultados muy satisfactorios, hijos del cuidado e inteligencia para los cruzamientos, cría y recría del ganado; y se publicó el catálogo de la real armería.


Reales Caballerizas en el solar que actualmente ocupan los Jardines de Sabatini. 


Contrajo matrimonio con Clementina Butler, quién al parecer le había sido confiada por su padre, y estaba interna en un colegio de La Coruña.

S. M. le dio pruebas muy significativas de lo gratos que le eran sus servicios, concediéndole la llave de gentil-hombre de Cámara con ejercicio, en noviembre de 1848.


1851
Presentó la dimisión de su cargo. S. M. Isabel II, al aceptarla, manifestó que le causaba sentimiento acceder a ella. En el mismo año, y en celebridad del natalicio de la princesa de Asturias, fue promovido al empleo de mariscal de Campo.

1852
En el mes de marzo es nombrado subinspector de caballería del ejército de la isla de Cuba, hasta abril del siguiente año.



La Vicalvarada
Bienio Progresista 
1854-1856

1853-1855
Regresó a la Península donde se le destinó de segundo cabo a la capitanía general de Cataluña. En este destino y en medio de las circunstancias azarosas en que se encontró la nación, y especialmente las provincias de Cataluña, desempeñó el cargo de gobernador civil de Barcelona.
Nombrado capitán general de Navarra tomó posesión del mando en 15 de agosto del mismo año, debiéndose a su celo y vigilancia que en febrero de 1855 fracasaran los planes de conspiración que los carlistas fraguaban para apoderarse de Pamplona y de su ciudadela, y en Junio, que las partidas que levantaron el estandarte de la rebelión quedaran destruidas, por cuyos servicios S. M. le premió con la gran cruz de la Orden de Carlos III.


Estado militar de España 1855
CAPITANÍA GENERAL DE NAVARRA.
Capitán general, el Excmo. Sr. Mariscal de Campo Don José María Marchesi.
Segundo Cabo, el Mariscal de Campo Sr. D. Vicente Irañeta.



El “Bienio Moderado”
(1856-1858)
El "Gobierno Largo" de O'Donnell
(1858-1863)


Cesado de este destino, en 1858 al regreso de `O'Donnell es restituido en el cargo y el  29 de noviembre de 1858 fue nombrado Senador Vitalicio. Además del mando de Navarra, tuvo los de Aragón y Castilla la Nueva, el cargo de gobernador capitán general de las Islas Baleares y el mando de general en jefe del 5.° ejército y distrito (Provincias Vascongadas, Navarra y Burgos).

En este último mando se encontraba cuando tuvo lugar la última intentona carlista del general Ortega. Estando desprovisto de tropas el 5.° ejército por encontrarse España en guerra con el imperio de Marruecos, solo contaba con un batallón y dos regimientos de caballería. Un tacto especial presidió todas las disposiciones del general en jefe en Vitoria. Cuando recibió el parte del levantamiento de la partida de Aranda de Duero, de la de cerca de Bilbao, de los planes de trastorno en Burgos y Navarra, y por último del alzamiento de Ortega en favor de D. Carlos Luis de Borbón. La enérgica conducta del Sr. Marchesi contuvo la sublevación en el distrito de su mando, las partidas levantadas cesaron y la seducción se contuvo. Por estos nuevos servicios recibió el Sr. Marchesi una satisfactoria aprobación del gobierno de S. M.

1860
Por R.D. de 9 de julio fue nombrado Director general de Caballería sustituyendo al general Zavala.


Los criadores de caballos deben haber recibido su nombramiento con aprecio, porque tendrá siempre en cuenta el bien y fomento de la cría caballar, que tanto necesita de protección y estímulo.



1861 

LAS OBRAS DEL PICADERO VAN A BUEN RITMO.
El Clamor público. 22/6/1861


Gaceta de Madrid núm. 231, de 19/08/1861, página 4.
Interior.- Valladolid.- El domingo visitará algunos establecimientos y el colegio de caballería. El Sr. Gobernador de esta provincia, El Excmo. señor Capitán General y demás organismos citados saldrán hoy hasta la estación de Villodrigo, donde recibirán a S. M. Las Reales Personas no irán directamente a la Granja sino que dormirán mañana en Villacastín. El gremio de hortelanos de esta capital ha puesto a disposición de la Municipalidad la suma de 400 rs. vellón que debe repartir a los pobres con el objeto de solemnizar así la venida de SS. MM.


Año 1862
Gaceta de Madrid núm. 214, de 02/08/1862, página 2.
Relación de los 16 individuos a quienes S. M. por resolución de 18 de Julio de 1862 se ha servido conceder la gracia de Cadetes aspirantes para el Colegio de caballería.





Estado militar de España (Ed. en 16º). 1863
Colegio y Escuela general de Caballería.
Director, el Excmo. Sr. Director general del Arma.
Sr. Coronel D. Luis Vieyra Abreu, Subdirector.
Sr. Coronel graduado, T.Coronel D. Rafael de Rojas y Casanova, Jefe de Estudios.
Sr. Coronel graduado, Teniente Coronel D. .losé Gómez Rey.
Teniente Coronel graduado, Comandante D. Emilio Vienne y Palieri.
Comandante, D. Fernando Casamayor y Aparici.
Comandante, D. Cayetano de la Jara y Casas.



1863
Hoy marcha a Valladolid a presenciar los exámenes de los cadetes para Oficiales de caballería el Director del Arma Sr. Marchesi.  Gaceta de Madrid núm. 160, de 09/06/1863, página 4.


Gaceta de Madrid núm. 289, de 16/10/1863, página 1.
Reales decretos relevando del cargo de Director de Caballería al Teniente General D. José María Marchesi, y nombrando en su lugar al Teniente General Don Pedro Mendinueta y Mendinueta.



Crisis final reinado Isabel II
1863-1868



El 1 de marzo de 1864 ministro de la Guerra en el gobierno de Alejandro Mon, del partido Moderado. Durante su mandato, de algo más de seis meses, reorganizó la Infantería y propuso e instituyó la Orden del Mérito Militar.

Marchó a América al ser nombrado capitán general de Puerto Rico, cargo en el que permaneció entre los años 1865 y 1867.


Los periódicos de San Juan de Puerto Rico anuncian que el 27 de diciembre salió de aquel puerto el General Marchesi con su familia, a bordo de la goleta de guerra "Andaluza" con dirección a SanThomas.  Hay noticias de su llegada a la excolonia danesa y de su embarque en el vapor Atratos, en el que debía seguir su viaje para Europa. La Época (Madrid. 1849). 4/2/1868, n.º 6.189, página 3.







"La Gloriosa"
Sexenio Democrático
1868-1874


Tras su regreso de Puerto Rico y una vez pasado el Juicio Residencial de su período de Gobernador de la Isla, no he encontrado referencias al general Marchesi durante este período.



Reinado de Alfonso XII
1875-1885

1875-1877
Desde el 8 de enero de 1875 hasta el 5 de diciembre de 1877 en que dimitió, fue Presidente del Consejo Supremo de la Guerra.  Pasa a situación de Cuartel en Madrid.

Decreto nombrando Presidente del Consejo Supremo de la Guerra á D. José Marchesi y Oleaga. Gaceta de Madrid núm. 7, de 07/01/1875, página 53.

Real decreto admitiendo la dimisión presentada por el Teniente General D. José María Marchesi y Oleaga del cargo de Presidente del Consejo Supremo de la Guerra. Gaceta de Madrid núm. 343, de 09/12/1877, página 725.


1877-1882
Senador por derecho propio desde 1877 hasta su fallecimiento.
Falleció en Madrid el 23 de mayo de 1882 a consecuencia de una congestión cerebral.


Guillermo C. Requena



Fuentes:
·         Los Butler de Irlanda en España / Kim Pérez.
·         Escenas Contemporáneas.  Tomo III Parte 2ª   Madrid 1860.
·         BNE- Hemeroteca Digital.
·         BVD- Biblioteca Virtual Defensa.
·         BOE- Gazeta Colección Histórica.
·         PARES-Ministerio de Educación
·         Otros…

6 comentarios:

  1. Interesante biografía del Tte. Gral Marchesi. Algunos datos más. Según su partida de bautismo su nombre completo fue Josef María Victor Facundo.
    Le confirmo que casó en primeras nupcias con Doña Genoveva Puigmartí y Matas, hija de Francisco y de Magina, vecina de Barcelona, bautizada el 1 de diciembre de 1823 en la Villa de Amposta, del obispado de Tortosa. Marchesi ostentaba el grado de coronel y ejercía de comandante de lanceros del escuadrón real. Solicitó, como era preceptivo, real licencia para casarse el 26 de agosto de 1839 siendo informada positivamente por la Junta de Gobierno del Montepío Militar el 4 de octubre de 1839 y resuelta el 8 del mismo mes y año (datos del expediente matrimonial).
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Amigo anónimo,
    Gracias por tu amable comentario.
    En cuanto al dato que me aportas, que en un primer momento me había entusiasmado, debo decirte que la primera averiguación que he hecho de Genoveva Puigmartí y Matas la identifica como fallecida en el año 1891, en Barcelona, y como viuda del general José Valero y Gómez...
    Necesitaría más aclaraciones, recibe un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes,
      En el Archivo General Militar de Segovia hay un expediente matrimonial de D. José María Marchesi y Oleaga con Doña Genoveba Puigmartí (1839). El expediente contiene extensa documentación, desde la solicitud y concesión de la preceptiva real autorización para casarse solicitada por el coronel Marchesi comandante de lanceros de la guardia real, hasta el expediente de limpieza de sangre de Doña Genoveba. En la instancia solicitando la real autorización dice textualmente "...que confiando en que V.M. le concedería su Real permiso para casarse, dio palabra para esto a la señorita Dª Genobeba Puigmartí y deseando cumplirla acude a S.M....". La instancia está fechada el 26 de agosto de 1839. Entre los documentos que adjunta a la solicitud figura un certificado del cura párroco capellán del regimiento de la guardia real para acreditar que se halla soltero.
      También se guarda en el mencionado archivo de Segovia el expediente matrimonial con Doña Clementina Butler y Arias (1847). En este caso era ya Brigadier de Caballería. Desgraciadamente no hay ningún documento en el que se mencione el estado civil de D. José María.
      Por ahora seguimos sin saber si efectivamente casó o no.
      un saludo

      Eliminar
    2. José María, muchas gracias por tu aportación y por tu interés.

      Eliminar
  3. Muchas gracias por contar la historia de mi tatarabuelo, que he pasado a mis sobrinos, y gracias también por haberme mencionado como fuente, lo que siempre da sensación de trabajo útil.
    Agradezco también a Anónimo las informaciones sobre Doña Genoveva Puigmartí.
    Acerca de la aparente discrepancia entre ambas noticias, puede deberse a que por fin el matrimonio no se celebró, pues su Hoja de Servicios no menciona (¿debía?) este matrimonio.
    He encontrado en el Archivo de La Vanguardia una interesante mención sobre Don Francisco Puig Martí, que vivía en la Plaza de Santa Ana como Doña Genoveva en su viudez, lo que autoriza a pensar que fuera su padre. La noticia que encontré informa de que Don Francisco Puig Martí, vecino y del comercio de Barcelona (coincide con la tradición familiar), arrendatario de las salinas de Los Alfaques, que el 14.VII.1830 arrendó “la fabricación y venta de las sales de la provincia de Cataluña”, por siete años, de 1.I.1831 a 31.XII.1837, por 6.600.001 rl vn, en oro o plata cada año, por mesadas adelantadas (el real fue para superar la oferta del Sr. Osteret - Pedro Gil, “Memoria espositiva (...) de lo ocurrido a la Empresa de las salinas que fue del Principado de Cataluña”, Madrid, 1838); al parecer, desde 1836 estaba arruinado o con graves dificultades; pero no afectaron a su consideración, pues en su casa se reunieron representantes de las parroquias después del bombardeo de Espartero el 3.XII.1842 y lo eligieron el primero de la Junta; residente en Plaza de Santa Ana, en 1849 (La Vanguardia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes,
      Desgraciadamente en la hoja de servicios de José María Marchesi que hay en el archivo de Segovia no menciona ningún casamiento. Tan solo el estado en la cabecera de las hojas, significando que en 1869 y en 1847 estaba casado y sin figurar estado en la de septiembre de 1839 (aunque por lógica sería soltero).
      Respecto a Genoveba Puigmartí y Matas, según su partida de bautismo, lo fue el 1 de diciembre de 1823, en la Villa de Amposta, poniéndola por nombre Genoveva Javiera y Merced Puigmartí, hija de Francisco Puigmartí y de Magina Matas, vecinos de Barcelona y en el día habitantes de dicha Villa. Sus abuelos paternos José Puigmartí y María Capaza. Abuelos maternos Ramón Matas y Antonia Crelmet. Tanto su padre como su abuelo paterno eran comerciantes en Barcelona.
      Un saludo

      Eliminar