13 abr. 2014

RAMÓN CLAIRAC y VILLALONGA






Por mar... en el Atlántico Sur.

He de reconocer que a este marino no me lo he encontrado, ha sido al revés.
Estuvo cincuenta y cinco años defendiendo los intereses de S.M. el Rey Católico y de su Patria España, por esos mares y tierras... de Dios.
Le tocó vivir los años en que los buques españoles, aun cuando ya no eran los únicos amos y señores, todavía surcaban los mares orgullosos y con fuerza...
Luego vino la derrota de Trafalgar, luego vino Napoleón y nuestros barcos se pudrieron, amarrados en los puertos, luego vino la independencia de las colonias, luego vino...

RAMÓN (LAMAMYE DE) CLAIRAC Y VILLALONGA
(Torredembarra 1748- El Ferrol 1814)
Brigadier de la Real Armada, Comandante de las Malvinas en el Virreinato de Buenos Aires.
Clairac era vástago de una de las familias nobles de Francia que acompañaron a Felipe V por designación de su abuelo Luis XIV cuando éste heredó el trono de España.
Concretamente, sus padres fueron D. Diego Claudio Jacobo Clairac de Lamamye (*Toul, Francia 1703), que sirvió durante muchos años en el Regimiento de Caballería de Malta y alcanzó el grado de coronel de Caballería, y había casado en el año 1742, en la población catalana de San Juan de las Abadesas, con la señorita Teresa de Villalonga y Sala.
Sus abuelos paternos fueron Etienne de Lamamye de Clairac (*1643) y María Claudia Dubois, descritos por el propio Diego Claudio, en la partida de bautismo de su hijo Miguel, como “Mariscal de Campo y Gobernador de Sant Omer (Flandes) y natural de Toulouse” y a ella como “nacida en París”.
Sus bisabuelos paternos fueron Jean de LAMAMYE (*1611) y Jacqueline de FOREST  (*1619)

 VIDA MILITAR
Nuestro protagonista nació en 1748 en la localidad de Torredembarra, ingresa, en junio de 1759, en la Real Compañía de Guardias Marinas a la temprana edad de 11 años hecho nada inusual en la época.
Por aquella época su hermano Miguel (*Gandía 1745) ingresaba como cadete en un Regimiento de Caballería; al final de su vida militar llegó a Coronel, teniente coronel del Regimiento de Caballería del Infante.
A su hermano mayor, José (*El Vendrell 1732), le quedaban reservados las ventajas del mayorazgo, aunque, al parecer, también siguió la carrera de las armas, alcanzando el empleo de Coronel.
Existe alguna referencia en las publicaciones de la época (hemeroteca digital) que sitúa a un hermano de Ramón como si fuera clérigo…

Entre 1761 y 1763, Ramón, parece ser que poco aficionado a las matemáticas y astronomía, realiza su formación de marino efectuando continuas salidas al corso.
En 1764 realiza su primer embarque como oficial, y lo encontramos a bordo de la galeota Brillante, que había sido botada en Cartagena el año anterior.
Alférez de Fragata en Febrero de 1766; Alférez de Navío en   Octubre de 1767.
En 1768 le encontramos embarcado en el navío San Lorenzo, que había sido botado ese mismo año en Guarnizo, y era un navío de 2 puentes y 74 cañones, con una tripulación superior a 500 hombres, mandado por D. Joaquín Olivares.
Teniente de Fragata en Junio de 1774; Teniente de Navío en Abril de 1776; en 1780 participa en el bloqueo de Gibraltar.
Capitán de Fragata en noviembre de 1781, al año siguiente (1782) se le encomienda el mando de la corbeta Santa Elena, que había sido botada, en Ferrol,  un par de años antes, y estaba armada con 20 cañones y cuya quilla fue forrada de cobre por el sistema zulaque-cobre, en 1783, previamente a pasar al virreinato del Rio de la Plata, con la flota de Francisco Idiáquez.
A sus órdenes en la Santa Elena, como alférez, estuvo el luego brigadier D. José Laguna y Calderón de la Barca, que años más tarde, como Comandante Militar de Matrícula del puerto de Buenos Aires, tuvo que zurrarse la badana con los ingleses (1806) y en la revolución de Mayo (1810), defendiendo los intereses de nuestra Patria España.
En este virreinato, Ramón prestó sus servicios hasta el año 1791, y debemos destacar que este jefe naval fue por tres períodos Gobernador de las islas Malvinas, señalándose su total dedicación en tan dura posición.
Primer mandato en Malvinas:
Lo ejerció entre el 15/05/1785 y el 25/05/1786, era por entonces el virrey del Río de la Plata el sevillano D. Nicolás Felipe Cristóbal del Campo y Rodríguez de Salamanca, II marqués de Loreto
Al término de su primer mandato en las Malvinas, regresa y durante cuatro días ejerce el mando del Apostadero de Montevideo, ya que debido a la muerte de Idiáquez,  y estando él, que era el más antiguo, ausente en las Malvinas, el mando lo ejercía interinamente Hezeta, pero en seguida llega Basurto para hacerse cargo oficial del mando.
El apostadero de Montevideo fue creado en 1776, para sustituir al de Buenos Aires, capital del virreinato, ya que su puerto se cerraba a menudo debido a las arenas del río. Desde este Apostadero, como vemos, se sostenían las Malvinas, que se recuperaron de Francia por las buenas y de Inglaterra por las malas, y la Colonia de Sacramento que tantos problemas dio con Portugal.

Puerto de Montevideo

Segundo mandato en Malvinas
Lo ejerció entre el 15/05/1787 y el 10/04/1788, el virrey seguía siendo el mismo.
Tercer mandato en Malvinas
Lo ejerció entre el 16/05/1789 y el 30/06/1790, en el transcurso de este mandato hubo cambio de virrey, siendo nombrado D. Nicolás de Arredondo.

Mapa de la Isla de la Soledad, una de las Malvinas,
reconocida de orden del Capitán de Fragata D. Ramón Clairac.


El día 19 de marzo de 1789, inicia una expedición, de las consideradas como militar, a la Patagonia...

...Las realidades estratégicas en la América española durante el reinado de Carlos III se revelan apremiantes: toma inglesa de La Habana, presencia inglesa en el Golfo de Méjico, irrupción rusa en el noroeste, necesidad de delimitar la frontera con Brasil después del tratado de 1777, conveniencia de contrarrestar la presencia europea en el hemisferio sur (Bougainville, Cook). Por ello es lógico que, aparte de su finalidad científica, buena parte de las expediciones tengan como propósito principal asegurar la presencia española en estas zonas en litigio...

...por denuncia del Capitán Ramón Clayrac sobre la existencias de ingleses en la costa patagónica, durante su última gobernación de las Malvinas, se le confía la corbeta Santa Elena (116 tripulantes, tenía de eslora 117 pies de Burgos, es decir, 26,45 metros, de manga 8,4 metros y de puntal 4,2. Su calado medio era de 3,75 metros. La artillería estaba compuestade 18 cañones de a ocho con 720 balas, 2 cañones de a cuatro con 80 balas) y dos bergantines más (Belén y Carmen), para desalojarlos...

...con el objetivo de levantar planos de la zona, verificar la supuesta presencia de navíos extranjeros que se dedicaban a la caza de lobos marinos y ballenas y de posibles asentamientos en la costa que pudieran éstos utilizar como base, así como de sondear las intenciones de los indios y localizar la isla Pepys, conocida por los españoles como La Catalana, la cual era una incógnita cartográfica que deseaban desvelar los almirantazgos europeos, y la localización de algún venero de agua potable, dada la escasez de la misma en aquellos lugares...

...Una vez concluidas las misiones encomendadas, debía Clairac dirigirse a las Malvinas para relevar a Pedro de Mesa, actual gobernador del archipiélago, entregarle los diarios y la documentación de la expedición para que éste a su vez las pusiese en manos de las autoridades cuando fondease en Buenos Aires.

Después de una travesía, sin contratiempos, de un par de semanas de duración, arriban a Puerto Deseado el 2 de abril, y divisan de inmediato a dos navíos ingleses: la fragata Isabel Margarita, capitaneada por James Hopper y el bergantín Sappho, gobernado por Thomas Middleton. Inmediatamente, los capitanes ingleses abordan la corbeta española para cumplimentar y rendir obediencia a su capitán.

Interrogados ambos, declaran como su objetivo la pesca de las ballenas, lobos, y otros animales criados en el agua... declaran haber entrado en Puerto Deseado para hacer aguada y reparación de los barcos, y declaran desconocer la soberanía española de esas costas...

... tras ser inspeccionados los barcos ingleses que estaban llenos de aceite y pieles, el capitán Clairac les da seis días para abandonar el lugar, les recuerda lo ilegal de sus actividades y espera que la situación se resuelva amigablemente...

El día 9 de abril, una lancha zozobra por las corrientes y perecen siete tripulantes, siendo salvados otros cuatro…

... habiendo zarpado los barcos ingleses, arrasa y quema las instalaciones encontradas...

Una vez cumplida la misión en Puerto Deseado, era obligación de los marinos continuar la expedición rumbo a la Bahía de San Julián y la desembocadura del Río Santa Cruz, pero la pérdida de la lancha de la corbeta Santa Elena en el accidente en el que perecieron siete marineros hacía difícil este empeño. Ante esta delicada situación, Clairac convoca el día 18 una junta de oficiales y pilotos que decide unánimemente (lo que recalca el comandante en su informe para no afrontar él solo la responsabilidad de tal decisión) suspender la expedición y dirigirse directamente al destino que tenían asignado una vez finalizada la misma: Puerto de la Soledad, en las Islas Malvinas...

Durante su tercer mandato en las Malvinas es promovido al empleo de Capitán de Navío, en septiembre de 1789, llegando a figurar en el Estado Militar de España de 1807 y 1808 como el más antiguo del escalafón.

Se dice que para festejar la subida al trono del rey Carlos IV, noticia que llegó con diez meses de retraso, el capitán Clairac organizó festejos, incluidas corridas de toros,  durante tres días... en Puerto Soledad, allá en las Malvinas (la población tenía 103 habitantes en 1781: el gobernador, 2 sacerdotes, un funcionario del Tesoro, 3 oficiales, un cirujano, 50 soldados, 43 convictos, un albañil y un panadero).

"La jura al nuevo monarca se ejecutó el 4 de Noviembre de 1789, haciendo las funciones de Alférez Real D. José Blas Parexa, el Ministro de la Real Hacienda. El estandarte real fue llevado a la iglesia en solemne procesión que encabezó el Gobernador, su plana mayor y toda la tropa de guarnición, a caballo. En la capilla bien adornada e iluminada al máximo se cantó el tedeum en acción de gracias. También se formó una plaza de toros improvisada, pero donde había balcón y gradas. Para torear se destacaron "ocho individuos" (no sabemos si voluntarios), uno de matador, otro de rejoneador, dos picadores y cuatro "chulos", vestidos de uniforme adecuado. Se lidiaron en total 12 toros, a 4 por tarde, de los tres días que hubo corrida".

Por aquellas fechas llegaron a la zona las corbetas de la  expedición Malaspina-Bustamante y el virrey les encargó, apoyadas por el bergantín Carmen, la labor que no pudo terminar la expedición de Clairac...

En 1791, el día 1 de mayo, regresa a la Península al mando de la corbeta Santa Elena.

Entre los años 1794 y 1795, mandaba la fragata “Santa Leocadia” de 34 cañones, integrada en la escuadra de El Ferrol, división Vizcaya, a las órdenes del conde Morales de los Ríos.

En 1796 le creemos al mando del navío “Serio” botado en el año 1753 en Guarnizo, armado con 70 cañones, en el departamento de El Ferrol.

En 1799 mandaba el buque "San Agustín", navío de 74 cañones, que formaba parte de la escuadra al mando del teniente general D. Francisco Javier de Melgarejo y de Rojas; el día 27 de febrero embarca en este buque D. José Pedro de Barcaiztegui y Urbina, que luego luchó en Trafalgar a bordo del Asís y llegó a brigadier de la Armada y mandó el Apostadero de El Ferrol; la escuadra zarpa de El Ferrol el 28 de abril, con la intención de invadir Irlanda, los vientos y una escuadra británica obligan a los españoles a dirigirse al puerto francés de Rochefort donde quedan bloqueados en mayo,  ¡habían sido engañados por los franceses!, encontramos a Ramón ,unos meses después, luchando contra los británicos en el bloqueo, y saliendo con su buque para El Ferrol…

Destinado a tierra, a petición propia por motivos de salud, va a Ferrol, donde realiza fortificaciones de la ciudad y la defiende de los ataques de las tropas napoleónicas.

Posteriormente, debido a su destino… se perdió la memorable Batalla de Trafalgar…

Tras cincuenta años de servicio es promovido a Brigadier, en Febrero de 1809, falleciendo cinco años después, sin descendencia, en El Ferrol el 11-8-1814, hacía tres meses que había sido destruido, por su capitán para impedir que cayera en manos enemigas, el bergantín "Belén", aquel que veintinco años antes había estado a sus órdenes buscando la isla de Pepys, y luego colaboró con las corbetas de la expedición Malaspina-Bustamante.  Aquel año, dos meses antes de su muerte,  perdíamos Montevideo y su Apostadero Naval que tan bien conocía el brigadier…  Además Napoleón se había “marchado” de España.

La afición a los toros debió ser común a algunos de los miembros de esta familia, que aun llevando sangre francesa, eran españoles hasta los tuétanos...




Años más tarde, en 1885, en tierras de Salamanca, un descendiente (biznieto) de su hermano Miguel, D. Eloy Lamamie de Clairac y Bermúdez de Castro (1858-1913), licenciado en Derecho por la Universidad Central, formó una ganadería de toros bravos, con origen Vistahermosa, que aún existe...


Guillermo C. Requena


Fuentes:
La expedición de Ramón de Clairac a la Patagonia en 1789 / JUAN ALFONSO MAESO. 1999
La Expedición Clairac a la Patagonia / Juan CHICHARRO ORTEGA Y LAMAMIÉ DE CLAIRAC.
BNE- Hemeroteca digital
PARES-Ministerio de Educación
Otros…

No hay comentarios:

Publicar un comentario