20 abr. 2014

JOSEPH ADORNO Y LÓPEZ DE SPÍNOLA




Por mar… nos movemos por varios mares,
 aunque seguimos en el Atlántico Sur

A pesar de alcanzar el altísimo empleo de Teniente general de la Real Armada Española, a pesar de la importancia de su familia en el Jerez de la época, a pesar de surcar los mares de Dios durante 60 años... en nombre del soberano de turno, a pesar de vivir años muy difíciles luchando continuamente en combates y guerras... ahora contra los ingleses, ahora contra los franceses, ahora contra los ingleses...  a pesar de todo eso… otro desconocido, espero que vayamos subsanando esto.



Joseph Adorno y López de Spínola
Jerez de la Frontera 1748 –  ¿Jerez de la Frontera? 1822

Teniente general de la Real Armada, Comandante general del Departamento de Cartagena, Comandante general de los Tercios de Levante, Comandante en Jefe del Apostadero de Montevideo, Caballero de la Orden de San Juan.
Posiblemente… permaneció soltero.

Estaba Jerez tan unida a la marina que, en varios siglos después, no existiendo ya su flota de guerra aún continuaba dando hijos muy destacados a la armada española. Entre ellos, además del capitán Alvar Núñez Cabeza de Vaca, y su pariente de igual nombre, descubridor de La Florida, varios de la familia Adorno, uno de ellos llamado José Adorno Spínola, que alcanzó el grado de teniente general; Pedro Estupiñán, conquistador de Melilla,; el general Juan Herrera Dávila...  diariodejerez.es 5-4-2011.

Era hijo de Agustín y Juana que eran primos hermanos
Agustín Bartolomé Adorno y Guzmán
III Conde de Montegil, Señor de Romanina la Alta y de Cuartillos de Plata, Caballero veinticuatro de Jerez, fallecido en 1772.
Juana López de Spínola y Adorno 
Tuvieron al menos 11 hijos: Agustín (IV conde de Montegil), Diego (Caballero de la Orden de San Juan), Rafael y Pedro (ambos Mariscales de Campo y Caballeros de la Orden de San Juan), José Rosa, María, Elvira, Caterina, Adriana, Manuela.

Fueron sus abuelos paternos: Agustín José Adorno y Dávila, II conde de Montegil y su esposa Rosa María de Guzmán y Ramírez Ursúa.

Fueron sus abuelos maternos: Raphael López de Spínola López de Spínola y su esposa Elvira Juana Adorno Dávila.


De los ocho bisabuelos que se tienen, habitualmente, nuestro protagonista solo tuvo seis, de los que solo hemos podido localizar a cuatro:
Bisabuelos paternos paternos / Bisabuelos maternos maternos, Agustín José Adorno de Guzmán y su esposa Catalina Dávila y Flores, casados en 1680.  Catalina era la hermana mayor de Bartolomé Benito Dávila y Flores, I Conde de Montegil, Caballero veinticuatro de Jerez de la Frontera (Cádiz). 


A la muerte del I Conde de Montegil, la familia del general Adorno entabló pleito por los Mayorazgos.. por un lado su tía-bisabuela Leonor, y por otro lado su abuela materna Elvira, su padre Agustín y su hermana Rosa.  ¡Vaya lío familiar!


Bisabuelos maternos paternos, Raphael López de Spínola y su esposa Elena de Herrera.

Sus tatarabuelos de la línea paterna, que al mismo tiempo formaban parte de los maternos, tenemos a Lorenzo Adorno y su esposa Juana Pérez de Guzmán Monsalve, casados en Jerez de la Frontera.

Sus tatarabuelos de la línea materna, que al mismo tiempo formaban parte de los paternos, tenemos a Diego Dávila y Dávila y a su esposa Juana de Flores.

Sus tatarabuelos de la línea materna, Melchor López Spínola, Caballero de Calatrava; casó con María Ana Dávila Carrizosa, y testó en Jerez ante Juan de Ocaña en 7 de Junio de 1636

Entre sus 4º abuelos… a unos los he localizado, a otros no…
Bartolomé Diego Dávila y Dávila Adorno, II Señor de Montegil y su esposa Mariana Dávila (abuelos paternos paternos maternos paternos / abuelos maternos maternos maternos paternos).
Alonso Pérez de Guzmán el Bueno y Rodas, III Señor de la Villa de Torralba y su esposa Inés Peraza de Ayala, de la Casa de los condes de la Gomera (abuelos paternos paternos paternos maternos / abuelos maternos maternos paternos maternos).
*Alonso Pérez de Guzmán era hijo de Francisco Pérez de Guzmán el Bueno y Saavedra, II Señor de la Villa de Torralba, y de su esposa Catalina Rodas y Ponce de León.
*Inés Peraza era hija de Juan de Pineda, escribano mayor del Cabildo de Sevilla, (hijo de Pedro de Pineda y María de Monsalve), casado con Juana de Mendoza, (hija de Pedro Fernández de Saavedra y su esposa Constanza Sarmiento, I Señora de Fuerteventura y parte de Lanzarote).

El concierto matrimonial entre Pedro Fernández de Saavedra y Constanza Sarmiento parece ser que se convino en 1477, con ocasión del viaje a la corte de los padres de la novia, Diego García de Herrera y doña Inés Peraza, con objeto de hacer traspaso a los Reyes Católicos del derecho de conquista sobre Gran Canaria, La Palma y Tenerife.

En 1477 se resolvió sobre el Señorío de las Afortunadas de tal manera Diego de Herrera y su esposa recibieron cinco cuencos de maravedis, el Titulo de Condes de la Gomera y fueron despojados de Tenerife, Canaria y La Palma. 

El 22 de Junio de 1485 muere Diego de Herrera con casi 60 años en la isla de Fuerteventura a causa de una enfermedad grave. Dejo 3 hijos Pedro García de Herrera, Fernán Peraza, Sancho de Herrera y dos hijas Dña. María de Ayala, mujer de Diego de Silva, Conde de Portalegre y Dña. Constanza Sarmiento, mujer de Pedro Fernández de Saavedra, hijo del Mariscal de Zahara.
Pedro García de Herrera, aunque era el primogénito fue desheredado. A Sancho de Herrera se adjudicaron cinco partes de doce sobre la renta y jurisdicción sobre las dos Islas Grandes de Lanzarote y Fuerteventura con las cuatro pequeñas Alegranza, Graciosa, Lobos y Santa Clara. A Dña. María de Ayala otras cuatro partes. A Dña. Constanza Sarmiento las otras tres restantes. Y a Fernan Peraza, que era el predilecto de su madre Doña Inés, se le asigno las islas de Gomera e Hierro. Este último murió de manos de los isleños de la Gomera por sus malos tratos para con ellos


CARRERA MILITAR

En Diciembre de 1762, con 14 años,  se recibe de Guardiamarina.
Es difícil, tanto tiempo después, conocer los datos de una persona año por año, por muy importante que fuera… así que ahora tenemos un salto de 12 años, durante los cuales debió bregar lo suyo aprendiendo a ser Oficial de la Real Armada… vigilancias, escoltas, asedios, salidas al corso, apresamientos…
En el año 1774, en mayo, es promovido al empleo de Teniente de Fragata, D. Joseph Adorno, alférez de navío.

En el año 1777 ya ocupa empleo de Teniente de Navío y le encontramos comandando la fragata SANTA RUFINA, de 30 cañones, construida en Cartagena y recién botada, en 25 Abril de 1777, donde hizo fulgurante campaña en el Mediterráneo.
Ese año de 1777, el 1º octubre, se firma el Tratado de San Ildefonso, entre España y Portugal.

«Con el sincero deseo de extinguir las desavenencias que ha habido entre las coronas de España y Portugal y sus respectivos vasallos por casi el espacio de tres siglos sobre los límites de sus dominios de América y Asia».

Los portugueses cedían la mitad sur del actual Uruguay (incluyendo Colonia del Sacramento), a España, más las islas de Annobón y Fernando Poo en aguas de la Guinea, a cambio de la retirada española de la isla de Santa Catalina, en la costa de Brasil.

En el año 1781, es promovido al empleo de capitán de fragata; en agosto, participa como segundo comandante del navío “Castilla” a las órdenes del capitán de navío D. Juan Quindós y Pardo, formando parte de la escuadra del Teniente general D. Luis de Córdoba y su segundo el Mayor general D. José de Mazarredo, en la Segunda Campaña del Canal de la Mancha. 



Capitán general Excmo. Sr. Luis de Córdova-Lasso de la Vega y Córdova-Lasso de la Vega.

El 23 de julio de 1781 volvió a salir Córdoba con una escuadra de más de 50 navíos, entre ellos 22 franceses del Conde de Guichen y de La Motte-Picquet, destinada a dar cobertura a las fuerzas navales dirigidas a la reconquista de Menorca y llevar a cabo en agosto una segunda campaña en el canal de la Mancha, durante la cual se apresó a la altura de las Sisargas otro convoy británico de 19 buques que se dirigía a Terranova.

En el año 1783, mes de agosto, el capitán de fragata D. Joseph Adorno es destinado a la Ayudantía Primera de la Subinspección del Arsenal de Cádiz cargo que ocupará hasta el año 1788.

En enero de 1789 es promovido al empleo de Capitán de navío.; durante ese año debió asumir el mando de un viejo conocido... del "Castilla" (60 cañones), ya que figura formando parte del orden de batalla de 1790 de la escuadra al mando del teniente general D. José de Solano, marqués del Socorro.
A finales de 1789 sale para Cuba para llevar tropas; el 16 de enero de 1790 zarpa de la Habana llegando a Cádiz el 23 de marzo de 1790 en compañía del navío San Ramón.
El capitán Adorno desembarca el 1º de julio, siendo sustituido por el capitán de navío Nicolás Estrada.

Nota.- De los 12 buques que ha habido en la Armada Española con el nombre de “Castilla”, este que mandó el capitán de navío Adorno, fue el que hizo el número seis, había sido botado en Ferrol en 1780. Fue quemado por los británicos en el año 1810.

En 1791, al mando de la fragata Divina Pastora  alias “Preciosa” acude en socorro de las plazas de Ceuta y Orán y el bloqueo de Larache, formando parte de la Escuadra de D. Felipe López de Carrizosa.

Representación de la fragata Divina Pastora, trabajo en plata realizado por los orfebres Delgado López de Sevilla, para la Hermandad Divina Pastora de San Fernando.
Fragata de 34 cañones, botada en La Carraca en 1791.


Durante el año 1792, al mando del navío "América" (dos cubiertas, 64 cañones, botado en la Habana en 1766 desguazado en Cádiz en 1823), realiza un viaje por las islas Terceras (actuales Azores).

Su hermano Rafael Adorno y López de Spínola, Mariscal de campo de los Reales Ejércitos, muere el 17 de septiembre de 1793, en Vernet-les-Bains, luchando contra los franceses.
El rey le premia, en su memoria y honor asciende al hermano pequeño, D. José Adorno, al empleo de brigadier de la Real Armada.

Mercurio de España. 10/1793
las frecuentes recomendaciones que el mariscal de Campo D. Rafael Adorno ha obtenido del General en gefe D. Antonio Ricardos en satisfacción de sus buenos y continuados servicios, y de cuya pericia militar hacía prometer al Rey nuestro Señor un Oficial no común, han movido su Real ánimo a premiar los méritos de este en su hermano D. Joseph Adorno, Capitán de Navío, confiriéndole el grado de Brigadier, ya que por haber sacrificado aquel su vida gloriosamente en el exército no han podido recaer en su persona. 

Seguimos en el año 1793, recién ascendido a brigadier, con fecha 6 de noviembre, asume el mando del navío "San Justo", (dos puentes, 74 cañones) que había sido botado a finales de 1779; se prepara para la campaña que le llevaría a unirse en Tolón a la escuadra que mandaba el teniente general D. Juan de Lángara y Huarte; en el mes de Diciembre, Godoy recibe noticias de la evacuación de Tolón, suspendiendo la intervención del San Justo; cuando las órdenes llegan a Cádiz ya había zarpado; el jabeque Murciano sale de Cartagena, para esperarlo en el Cabo de Gata, y entregarle las nuevas órdenes; finalmente entra en el puerto de Cartagena el día 21 de enero de 1794.

Sitio de Tolón en 1793

En 1794, a finales de diciembre, la fragata de 30 cañones Santa María Magdalena, zarpa de Cádiz rumbo a Montevideo llevando a bordo al nuevo Virrey de la Plata D. Pedro Melo de Portugal, y al nuevo Comandante del Apostadero Naval de Montevideo, el brigadier D. José Adorno.

Estado militar de España (Ed. en 16º). 1795


El 3 de marzo de 1795 arribó a Montevideo el nuevo comandante Jefe del Apostadero, Brigadier D. José Adorno y Spínola, que viene a sustituir a D. Antonio de Córdova y Lasso de la Vega.
El 5 de Setiembre de 1795, durante su mando en Montevideo, asciende a Jefe de Escuadra.

Tras un año y medio desempeñando el cargo, el 11 de febrero de 1797 el brigadier José de Bustamante y Guerra, le sustituye ya como gobernador político y militar de Montevideo y comandante general de los bajeles en el Río de la Plata.
Unos días después, el 14 de febrero, tiene lugar la batalla naval de Cabo San Vicente, entre la flota española mandada por el Teniente general D. José Córdova y la británica mandada por Jervis, que fue “ganada” por los británicos. 
El Jefe de Escuadra Adorno, terminado su destino en Montevideo, regresa a la Península.



Dos años después, en 1799, forma parte como vocal, del tribunal que juzga a los tenientes generales José de Córdova (General jefe de la escuadra) y el Conde Morales de los Ríos (segundo general jefe de la escuadra), así como a 11 comandantes de navío, a los que se les imputan responsabilidades en la derrota de nuestra flota en la batalla de Cabo San Vicente.
El 10 de septiembre de 1799, dos años y medio después de la batalla, se notificaba la sentencia.

Que el Teniente General de la Real Armada don Josef de Córdova, Comandante General de la Escuadra, como convencido que esta de no haver savido desempeñar su Real confianza en el mando de aquellas fuerzas navales, por su insuficiencia y desacierto en las maniobras, y disposiciones del ataque, de que resultó principalmente su desgraciado éxito, quede desde luego privado de su empleo, sin que pueda obtener en tiempo alguno otro mando militar; prohibiéndosele asimismo que resida ni se presente en la Corte, ni en las Capitales de los Departamentos de Marina.

Que el Segundo Xefe de la misma Escuadra Conde Morales de los Ríos, Teniente General de la Real Armada, por falta del cumplimiento de sus obligaciones en aquella crítica situación; por su inactividad, y porque no hizo lo que devió hacer para dirigir el cuerpo de vanguardia, que mandaba, al socorro de los navíos atacados y doblados por los enemigos a retaguardia; quede también privado de su empleo, sin que resida ni se presente en la Corte, ni en las Capitales de los Departamentos de Marina.

Que los Capitanes de navío don Gonzalo Vallejo, don Juan de Aguirre y don Josef de Torres, que lo eran de los nombrados "Atlante", "Glorioso" y "San Fermín", por su convencida desobediencia a las señales, por su falta de pundonor y espíritu marcial, su ineptitud, abandono, y mala disposición para sostener la gloria de las Reales Armas, sean privados de su empleo; y lo mismo el oficial de igual clase don Agustín Villavicencio, Comandante del "S. Genaro", agregándose a este, que no pueda tener otro mando militar.

El resto fueron condenados, pero no perdieron sus empleos definitivamente ...
Que el Capitán de navío don José Usel y Guimbarda Comandante del nombrado "San Francisco de Paula", quede suspenso de su empleo seis años.
El de igual clase don Rafael Maestre Comandante del navío "San Ildefonso", suspenso de su empleo por tres años.
El de la misma clase don Antonio Boneo, Comandante del "San Juan Nepomuceno", suspenso de su empleo por dos años, y cumplidos pueda obtener los destinos de su carrera.
El de igual clase don José Butler Comandante del "Conquistador" suspenso de su empleo por dos años y cumplidos quede havilitado para mando.
El de la misma clase don Salvador de Medina Comandante del "San Antonio" suspenso de su empleo por un año.
Y los de igual clase don Bruno de Ayala y don Juan Suárez Comandantes de los navíos "Firme" y "Oriente" sean puestos desde luego en libertad dándoseles por libres de todo cargo y quedando recomendado el último en la piadosa consideración de S. M. conforme a la sentencia del Consejo.

También fueron condenados los segundos comandantes y otros oficiales de esos buques.

Finalmente, 7 años después, el teniente general D. José Córdova fue perdonado por S.M. el Rey, siendo rehabilitado en su empleo militar y sueldo en situación de cuartel.


Nota.-  A lo largo de este artículo, han aparecido tres marinos con el ilustre apellido Córdova, a saber, Luis, Antonio y José, que por supuesto eran familia. Por aquello de aclarar por donde nos movemos... diremos algo sobre ellos:
Luis Córdova Lasso de la Vega y Córdova Lasso de la Vega (1706-1796), fue Capitán general de la Real Armada Española y protagonizó brillantes victorias para España; hijo de Juan de Córdova Lasso de la Vega y Puente Verástegui y su esposa Clemencia de Córdova Lasso de la Vega y Veintimiglia, que eran primos hermanos.

Luego tenemos a su sobrino, el hijo de Ramón su hermano mayor 
José Córdova Lasso de la Vega y Ramos (1732-1815), Teniente general de la Real Armada Española, marino con brillante hoja de servicios hasta la derrota de Cabo San Vicente.  Hijo de Ramón Córdova Lasso de la Vega Y Córdova Lasso de la Vega y de su esposa María Ana Ramos y Garay. 

Y por último tenemos a Antonio, que era un primo lejano de ambos, ya que tenían los tres un tatarabuelo común (Juan de Córdova Lasso de la Vega y Figueroa).
Antonio Córdova Lasso de la Vega y Quevedo (1740-1811), Teniente general de la Real Armada Española, científico y explorador, realizó diversas expediciones a la Patagonia y Estrecho de Magallanes.  Era hijo de Antonio de Córdova Lasso de la Vega y Sotomayor, y de su esposa María Josefa de Quevedo y Ugarte.


Sigamos con nuestra historia...
Entre los años de 1805 y 1813, ocupa el cargo de Comandante general de los Tercios Navales de Levante, en el Departamento de Cartagena; como curiosidad, comentar que llegó a ocupar la 2º posición en el escalafón de Jefes de Escuadra… llevaba 19 años en el empleo… únicamente le ganaba, en antigüedad, Ruiz de Apodaca…

Finalmente, en el año 1814, es ascendido a Teniente general… curiosas las cosas de aquellos tiempos, su ascenso a Brigadier… aprovechando premiar el valor de su hermano, y su ascenso a teniente general aprovechando el cumpleaños del Rey… los méritos nadie los puede poner en duda… 52 años sudando la camiseta de la Armada. ¡Chapeau!

El Procurador general de la Nación y del Rey. 2/11/1814 Queriendo el Rey en el feliz día de su cumpleaños dar al cuerpo de su Real Armada una prueba del aprecio en que lo tiene, se ha servido de hacer por ahora en él la siguiente promoción:  Ascendidos a Tenientes generales los Jefes de Escuadra Don Sebastián Ruiz de Apodaca, Don José Adorno, Don Francisco de Montes, Don Francisco Vázquez de Mondragón, Don Francisco Xavier de Uriarte, Don José de Espinosa Tello, Don Diego González Guiral y Don Pedro Ristory.

¡Casi nada!... 8 tenientes generales de golpe... cierto es que dos de ellos tenían 20 años de antigüedad en el empleo (Ruiz de Apodaca y Adorno).
En el año 1815, existen referencias ocupando el cargo de Comandante general del Departamento de Cartagena.



En el año 1822 fallece, contaba 74 años de edad y había permanecido durante 59 años, en servicio de la Patria y el Rey.



Guillermo C. Requena


Fuentes:
  • El Señorío de Fuerteventura / Antonio Rumeu de Armas/ Anuario de Estudios Atlánticos nº 32.
  • Descripción de las Fiestas de Cañas y Toros celebradas en Jerez de la Frontera en 1630.  Juan Spínola y Torres. 1916.
  • LOS COMANDANTES DEL APOSTADERO DE MONTEVIDEO por Alejandro N. Bertocchi. Boletín Histórico del Ejército Nos. 279-282 / Comando General del Ejército /República Oriental de Uruguay. 1990
  • BNE-Hemeroteca Digital.
  • BVD-Biblioteca Virtual de Defensa.
  • BOE-Gazeta Colección Histórica
  • PARES-Ministerio de Educación.
  • Otros... (HNE-blogtodoavante.es)


No hay comentarios:

Publicar un comentario