9 may. 2014

ÁNGEL LABORDE Y NAVARRO



Volvemos al mar...
 esta vez a los mares...
 de cinco continentes...
 vamos a acompañar a Laborde... 
que perdió en Maracaibo... 
pero logró que Cuba y Puerto Rico... 
continuaran siendo España...



ÁNGEL LABORDE Y NAVARRO
Cádiz, 2 de agosto de 1772 - La Habana, 4 de abril de 1834

Jefe de Escuadra de la Real Armada Española, Ministro de Marina (no tomó posesión), Comandante del Apostadero de La Habana, Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden de Carlos III, de la de San Hermenegildo, y de la de Isabel la Católica.

Óleo sobre lienzo, copia anónima de un original desconocido
realizada en La Habana en 1853. Museo Naval.
Viste uniforme grande de jefe de escuadra, común a la Armada 
y el Ejército (mariscales de campo); lleva banda y placas de Carlos III
 y San Hermenegildo y encomienda de Isabel la Católica. 



Era hijo de Bernardo Laborde Pimbón y Miramón (*Vielleségure-Bearne 1730) y Josefa García Navarro y Arroyave (*Cádiz 1748), que habían contraído matrimonio en la ciudad de Cádiz, en el año 1770.

Tuvo una sola hermana María Luisa Laborde y Navarro

Aparte sus méritos militares, era hombre ilustrado conocedor de varios idiomas,  que se preocupó por todas las cuestiones técnicas y científicas de su profesión, y dejó escritas dos obras:  Tratado de geografía matemática, Santiago, 1814; y Ejercicio del sable, Habana, 1832. 

Esposa / hijos / nietos 

Averiguar esta parte de su vida me ha sido muy dificultoso…
Al parecer, estaba casado con Josefa Sotomayor y Freire, y según he podido concluir, al menos tuvo dos hijos:

Rita Laborde Sotomayor
Según las publicaciones de la época, debió casar sin consentimiento con Ramón Paternó, teniendo un hijo, para luego ser abandonada por su marido, al cual localizamos entre los años 1839-1844 como capitán retirado de Infantería en Barcelona,  y luego le volvemos a encontrar, en 1850, como Primer Teniente de Alcalde de la indicada ciudad de Barcelona.
Este matrimonio tuvo un niño, y la abuela Josefa, ya viuda del vicealmirante Laborde, se preocupaba por el futuro de su hija y de su nieto…


Se mandó pasar a la comisión de pensiones una esposicion de doña Josefa Soto de Laborde y Navarro, viuda del gefe de escuadra don Ángel Laborde y Navarro, suplicando a las cortes que la pensión de 360 reales que además de su viudedad le concedió S.M., pasase a su fallecimiento a su hija doña Rita, abandonada hacia trece años de su marido don Ramón Paternó, a fin de que no pereciese de miseria con su tierno hijo.   Diario de Sesiones de las Cortes. 1837


El niño, hijo de Rita, fue Bernardo Paternó Laborde, comandante graduado, capitán de ingenieros destinado en la Brigada Topográfica, fallecido en Ceuta, a causa del cólera, el día 23 de diciembre de 1859.


La Correspondencia de España / 12-1-1860



Ángel Eduardo Laborde Sotomayor
Averiguar las circunstancias del nacimiento de este hijo me ha sido imposible, todas las referencias que encuentro le refieren como hijo adulterino… siendo su tutor D. José María Herrera y Herrera, II Conde de Fernandina (GE), por aquellas fechas Alcalde de La Habana.


Diario de sesiones de Cortes. 1837

Realmente no he podido averiguar en qué consistió el adulterio en la paternidad de este niño, ya que por aquellas fechas los cánones no eran los actuales; si bien, es cierto que el vicealmirante había contraído matrimonio con Josefa en 1804, y esta reclamación de legitimación es del año 1837... parece que son demasiados años para ser hijo de Josefa antes de contraer matrimonio... 
Me inclino por pensar que la madre del niño pudiera haber sido Francisca Espejo que aparece en otro lugar de este artículo como si así hubiera sido, y todo ello fuera del matrimonio legítimo del vicealmirante, notese que en ese año de 1837, éste ya había muerto y su viuda era Josefa que a por otro lado reclamaba para su hija Rita...

No me ha sido posible averiguar datos de la tal Francisca, y por si esto no fuera suficiente, tenemos la tutoría del conde de Fernandina… como si el conde pudiera tener con ella algún lazo familiar...

Después de este preámbulo, diré que fue Coronel del Regimiento de Caballería de Milicias de La Habana, y también Coronel del Regimiento de Caballería Güines nº 3 de Milicias Disciplinadas de Cuba, que era natural de Charleston, y que estaba casado con Francisca Perera Boves, de Nueva Orleans, ambos ciudadanos de Estados Unidos.

También diré que el día 7 de marzo de 1888, mata de un tiro en la cabeza a José R. Estrada, de 40 años, que era el director del periódico de los insurrectos cubanos “La Propaganda”.

Y también diré que no he podido averiguar los motivos que le indujeron a esta agresión mortal, ni las consecuencias… años después seguía ocupando el cargo de jefe de su Regimiento.

Este matrimonio tuvo al menos dos hijos:

Ángel Eduardo Laborde Perera
(La Habana 1853-La Habana 1871)), Estudiante de primer año de Medicina acusado falsamente de haber profanado la tumba del español Gonzalo Castañón, y condenado a morir fusilado junto con 7 compañeros. Fusilado con 17 años de edad.




Alfredo Laborde Perera
(La Habana 1858-La Habana 1929), Coronel del Ejército Insurrecto en la guerra por la independencia de Cuba.  Fue apresado, juzgado, condenado a muerte y finalmente amnistiado por el gobierno español.

  
Abuelos línea paterna

De las investigaciones realizadas sobre esta familia y otras del mismo origen, parece deducirse que las familias oriundas de la Baja Navarra tienen una estructura vascongada y no francesa como sucede con la de Ayarragaray.
Esto nos induce a creer que Laborda o Borda es apellido esencialmente vasco-navarro, y por lo tanto Laborde es una transformación francesa de su ortografía, y no un cambio de Laborde a Laborda al pasar a España como algunos creen.

Era nieto de Pedro Laborde, Señor de Pimbón Castelbón (*Vielleségure-Bearne 1707) y de María Juana de Miramón Lamothe (*Navarrens-Bearne 1709), que habían casado en Vielleségure en 1725.

Era biznieto de Juan Laborde (*Castelbón), casado con María Bellocq (*Vielleségure)

Era biznieto de Antonio Miramón de Narps (*Vielleségure), Señor de Lamothe, casado con  Juana de Pantarrin de Camplong (*Vielleségure).



Abuelos línea materna

Era nieto de Fulgencio Leandro Navarro (*Cartagena 1713) y de Juana Josefa de Arroyave y Mirasol (*Cádiz 1729), casados en Cádiz en 1744.

Era biznieto de Francisco Navarro (*Córdoba) casado con María de Guerra (*Córdoba).

Era biznieto de Miguel de Arroyave Beteta (Segovia 1670-Cádiz 1749), Caballero de Santiago, casado en Cádiz, en 1717, con Josefa Teresa Mirasol y Roxuro (*Alicante )


Carrera Militar

1781
A los nueve años de edad fue enviado al colegio de Sorèze en Francia, reconocido por el rey Luis XIV en 1776 como unos de los doce Reales Colegios Militares de Francia; allí aprendió varios idiomas, matemáticas y otros útiles conocimientos.





ABBAYE-ÉCOLE DE SORÈZE
…In 1682 Dom Jacques Hoddy opened a school  known as a “seminary” for the children of impoverished noble families. The monks, following Benedictine tradition, taught the youngsters the basic elements of reading, writing and religion. In 1757, dom Victor de Fougeras put an avant-garde plan of study into operation; the abbey school then became highly renowned for its teaching methods. This reputation brought about its elevation by Louis XIV, in 1776, to the status of one of the twelve Royal Military Schools of the kingdom. These establishments trained the future officers of the army…




1791
El día 9 de mayo ingresa como guardiamarina en Ferrol.

1792
En el mes de abril, es promovido al empleo de alférez de fragata el guardiamarina D. Ángel Laborde y Navarro. (Mercurio de España. 4/1792, página 95).

1793-1795
Navegó de oficial subalterno por el Atlántico y Mediterráneo.
Formando parte de la Escuadra al mando del general Langa, unida a la del almirante Hood, tomó parte en las operaciones llevadas a cabo en el puerto de Tolón.
A las órdenes del general Ignacio María de Álava participa en los combates de defensa de Rosas y otros siguientes hasta la firma de la Paz de Basilea en 1795.
En febrero de 1795 es promovido al empleo de alférez de navío.
Entre otros barcos, mandó el bergantín “Descubridor”.

1799
Estando destinado en Ferrol, en la Ayudantía Mayor de la escuadra de D. Francisco Melgarejo, realizó un viaje a Canarias, para transportar las tropas del marqués de Casa Cagigal, y otro a Rochefort, para transportar las tropas del general O’Farrill, durante la guerra con Inglaterra.

1801-1803
Destinado en la urca Aurora (botada en 1797 en Ferrol, 12 cañones), realiza un viaje redondo a las islas Filipinas, mientras, con fecha 5 de octubre de 1802, es promovido al empleo de teniente de fragata.

1804
Con 32 años de edad, contrae matrimonio con Dª. Josefa de Sotomayor.

1805-1808
Estando destinado en el navío San Juan Nepomuceno, no asiste a la batalla de Trafalgar porque le es conferido el mando de la goleta Hermógenes (10 cañones)  para realizar una misión de correos oficiales a Nueva España y Cuba; en 1807 pierde el buque en un temporal en Cayo Vizcaíno, y en consejo de guerra se le declara exento de responsabilidad en la pérdida.

Regresa a España y manda, sucesivamente, el cañonero Sorpresa y el bergantín Descubridor, que unos años antes, en 1795, había trasladado los restos del Almirante Cristóbal Colón.

Al iniciarse la Guerra de la Independencia, Laborde participó a las órdenes de Ruiz de Apodaca en la captura de la escuadra francesa de Rosilly, en Cádiz (1808).

1809-1810
Es ascendido a teniente de navío (1809), y participa en las operaciones del bloqueo a que fue sometida la plaza de Cádiz (1810).

1813-1815

En 1813, 19 de junio,  es promovido al empleo de capitán de fragata y es destinado como primer profesor y escritor de Matemáticas del Colegio Militar que estaba en Santiago.

Su primo hermano Juan Lacoste Laborde, hijo de su tía María, única hermana de su padre obtiene por la ciudadanía española por decreto de las Cortes Españolas de fecha 17 de noviembre.



D. Juan, D. Bernardo y D. Bernardo Luis Lacoste y Laborde, vecinos de Jerez de la Frontera y oriundos del Bearne, obtuvieron Real carta ejecutoria de hidalguía en la Chancillería de Granada el 13 de Diciembre de 1797, firmando por los oidores D. Vicente Cano Manuel, D. Pascual Quilez y Talón y D. Bartolomé de Rada y Santander, y refrandada por don Francisco Manuel Morejón, Escribano de Cámara. Fué obedecida y cumplimentada por el Cabildo de Jerez el 9 de Enero de 1798, según testimonio de D. Manuel Rodríguez Pérez. En aquel documento consta…

Eran hijos de D. Juan Lacoste y D. a María Laborde, nietos maternos de D. Pedro Laborde, Sr. de Pimbón Castelbón y de D. a Juana de Lamothe Miramón, y biznietos de D. Juan Laborde y de D. a María Bellocq, descendientes legítimos de las antiguas y esclarecidas casas de Lacoste y Laborde, originarios de Francia en la provincia de Bearne, con el goce de todos los honores, derechos, fueros, prerrogativas, preeminencias y libertades correspondientes, habiendo ejercido los empleos honoríficos y distinguidos de su estado noble…


1814
Publica la obra “Tratado de Geografía Matemática”, Santiago, 1814

1815
Subdirector del Depósito Hidrográfico



Kalendario manual y guía de forasteros en Madrid.
 1816


1816
Cádiz-Manila
Al mando de la fragata Reina María Isabel (nombre de advocación Nuestra Señora de Atocha), zarpa del puerto de Cádiz, el día 25 de abril, con rumbo a Filipinas.
El día 6 de agosto recala en la isla de Java; el 16 de agosto cruza en estrecho de Sonda, y a diferencia de algunos buques ingleses que navegaban junto a él y que toman por el estrecho de Banca, Laborde elige el estrecho de Gaspar por su experiencia al haber navegado aquellas aguas con la escuadra del Almirante Álava; fondea finalmente en la bahía de Manila el día 31 de Agosto, había realizado el viaje en 128 singladuras (13.800 millas).



1817
Manila-Cádiz
Zarpa de Manila el 1 de febrero de 1817, lleva a bordo a los hijos del Jefe de Escuadra D. José Gardoqui, Capitán general de las Filipinas, recientemente fallecido.
Nuevamente se dirige al estrecho de Gaspar, lo cruza el día 12 de febrero, y se dirige a las islas Dos Hermanas; con muchas dificultades cruza en el estrecho de Sonda; el 29 de marzo para a 74 leguas del cabo de Santa María, punta más occidental de la isla de Madagascar; a finales de abril, rebasa el Cabo de Buena Esperanza; el 9 de junio corta el Trópico de Cáncer; el 18 de junio pasa por las islas Azores; fondea en la bahía de Cádiz el día 2 de julio, había realizado el viaje en 126 singladuras (12.420 millas).

1818-1819
Continúa de Capitán de fragata.
El día 17 de marzo de 1818, zarpa de Cádiz rumbo a Filipinas en un viaje redondo, al mando del navío San Julián (botado en Cartagena en 1781), que armado solamente con 40 cañones había sido preparado para un viaje de larga duración; tocó en puertos de China, Java y la India.


En diciembre de 1819, se le confía el mando de la fragata Ligera y la Comandancia del Apostadero Naval de Puerto Cabello…
SU VIDA DA UN VUELCO TOTAL.

Vista aérea Puerto Cabello y su base naval, en la actualidad.


1820-1821
En el mes de marzo, por orden del Rey, pasan a Costa firme una división de cuatro buques, compuesta por la fragata “Ligera”, corbeta “Aretusa”, y los bergantines “Hércules” e “Hiena” al mando del Capitán de fragata D. Ángel Laborde nombrado Comandante del Apostadero de Puerto Cabello y de las fuerzas navales destinados al mismo.
Por circunstancias, no puede incorporarse a su nuevo destino hasta el mes de enero de 1821, a pesar de lo difícil de la situación, Laborde sorteó las circunstancias adversas, incluida la falta de medios, y consiguió reavivar la contienda
Ascendió a capitán de navío (26 septiembre 1821).


1822
En aquella campaña es de destacar la peligrosa travesía, ejemplo de valor y lealtad, que realizó a bordo de la fragata “Ligera” (que antes se llamaba “Legkii” y había sido botada en San Petersburgo en 1816 y nos la había regalado Rusia, armada con 44 cañones), para evacuar las familias españolas, al ser abandonado el puerto de La Guaira y viajar a la isla de Cuba, en el mes de diciembre.


Gaceta de Madrid núm. 50, de 16/02/1823, página 242.             El capitán de navío D. Ángel Laborde desde el puerto de Santiago de Cuba, y con fecha de 22 de Diciembre próximo pasado, ha dado parte á S. M. por conducto del ministerio de Marina que después de haber escoltado con la fragata Ligera de su mando y otros buques menores de guerra la expedición del coronel D. Sebastián de la Calzada, se quedó la expresada fragata cruzando sobre punta la Macoya en la costa occidental de la península del Paraguana, con objeto de guardar la entrada de aquel golfo e impedir a la escuadrilla enemiga intentase interrumpir las operaciones marítimas por parte de nuestras fuerzas en la barra del mismo sitio...


1823
En la bahía de Curazao, al mando de la fragata "Ligera" avista 5 goletas, las persigue, apresa a tres de ellas, con varios miles de fusiles y abundante munición, las conduce a Puerto Cabello. (El Espectador (Madrid. 1821). 8/2/1823).

Finalmente, nombrado segundo jefe de las fuerzas navales del Apostadero de La Habana, se formó una división bajo su responsabilidad y el gobierno le dota con dos nuevos buques: la fragata Constitución y la corbeta Ceres, para cumplir la misión de romper el cerco a Puerto Cabello y llevar dos mercantes con víveres y medios para los asediados.

En cumplimiento de las órdenes que le habían sido encomendadas, el 3 de abril de 1823 zarpa de La Habana con los dos buques de guerra y las dos goletas mercantes.

La fragata Constitución (antigua Santa Sabina, botada en Ferrol en 1781) una de las más veteranas y poderosas fragatas de la Real Armada Española, 330 hombres de dotación, armada de 40 cañones y bajo el mando directo del capitán de fragata D. José María Chacón y Sarraoa, que, con los años, llegaría a Teniente general de la Armada.

La corbeta Ceres, magnífico y rápido barco comprado en Nueva York, 200 hombres de dotación, armado con 28 cañones, bajo el mando directo del teniente de navío D. Miguel Espino.

Laborde llegó a Puerto Cabello el día 1 de mayo, y derrotó completamente la escuadra colombiana mandada por el comodoro John Danels, que estaba compuesta de 3 corbetas, 3 bergantines y 4 goletas de guerra, apresando dichas corbetas llamadas Carabobo y María Francisca, que habían sido españolas, y poniendo en huida el resto de los buques enemigos, y levantó el bloqueo del puerto.  En este combate no deja de elogiar la actuación y méritos de sus subordinados, especialmente el capitán de fragata D. Josef María Chacón.

Gaceta de Madrid núm. 129, de 23/12/1823, páginas 483 a 484.
…al día siguiente (después de  la batalla) fondeó la fragata (Constitución) en Puerto Cabello, y las corbetas los verificaron en la costa del Golfo Triste, nueve millas a sotavento de aquel.  El comandante Laborde envió cuantas embarcaciones menores pudo reunir adonde estaban fondeadas las presas con el Teniente de navío D. Josef Maestre, a quien encargó el mando de la MARÍA FRANCISCA y al Teniente de fragata D. Antonio Pallera, que tomó el de la CARABOBO, y yendo él mismo en persona, consiguió, después de pasar a bordo de ellas dos noches de trabajo y fatiga, verlas fondeadas en el puerto…

Por su victoria Laborde recibió una recompensa… con motivo de la entrada de los Cien Mil Hijos de San Luis en España acabaron con el denominado “Trienio Liberal” y repusieron a Fernando VII en su absolutismo…  quedaban anulados los ascensos y honores adquiridos en ese período… Laborde volvía a ser Capitán de fragata, y su barco volvió a llamarse “Santa Sabina”, aunque lo del empleo debió ser corregido en poco tiempo.


Sus criterios y valores chocaron con los del mariscal de campo D. Francisco Tomás Morales…  que aparece en escena y le ordena atacar en aguas del Lago Maracaibo…

Durante su gobierno tropezaría con los métodos y carácter del mariscal de campo  Francisco Tomás Morales. Para Laborde la violencia, que en muchos casos alcanzaba el grado de crueldad, la forma de actuar del anterior tras la derrota de la batalla de Carabobo y el ascenso de este último al mando supremo del Ejército de Costa Firme, fueron motivos más que suficientes para no sentir ninguna simpatía por él, hecho que al parecer era recíproco…


A pesar de las objeciones que puso a lo inapropiado de la misión, no tuvo más remedio que cumplir órdenes, e ir a un FRACASO SEGURO.
Dejando los buques de mayor calado fondeados en los Tagues, penetró en la laguna con los navíos de menos calado, para apoyar al ejército del general Morales, que se había negado a recibirle, pero atacado por los colombianos fracasó en su intento al no llegar a tiempo las fuerzas terrestres de Morales, retirándose con algunas pérdidas; teniendo conocimiento poco después que el ejército se había rendido, ordenó la retirada, y con la fragata Constitución y la corbeta Ceres llego a Puerto Cabello, y más tarde llevó a los heridos a La Habana.

Batalla Naval del Lago. Manuel Felipe Rincón. 1954.


Tras la derrota del Lago Maracaibo, que prácticamente supuso la independencia de Venezuela, el general Morales envía escrito al Capitán general de la Isla de Cuba responsabilizando de la derrota al Brigadier D. Ángel Laborde…


Contestación del capitán de navío Don Ángel Laborde, segundo jefe de las fuerzas navales de la América Septentrional…
Imp. Long-Nueva York 1823.

Cuando después de tres años de desempeñar el mando del apostadero de Puerto-Cabello, que resistí por cuantos medios permitía la subordinación, descansaba tranquilo en el testimonio de mi conciencia, que me aseguraba no haber omitido nada de lo que estaba a mi alcance para servir a la nación en aquel destino con honor y ventajas; cuando examinados cada uno de los acontecimientos que tuvieron lugar en aquellos países durante la indicada época, no encontraba alguno de que pudiera resultarme cargo, y finalmente cuando dirigidos mis partes de los últimos sucesos a la superioridad, y contando con que practicaría igual paso el señor general Morales, esperaba que de la ventilación de cualquiera de ellos nada tendría que sufrir en mi reputación y concepto; me hallo repentinamente y de un modo indirecto acusado de haber sido culpable en la pérdida total de aquellos países por el mismo gefe, en cuya opinión (si la manifestase con imparcialidad y justicia) debía encontrar el más firme apoyo mi inocencia y buen proceder.
…….

El brigadier Laborde escribe al Rey…

Señor—D. Ángel Laborde y Navarro, capitán de navío de la Real Armada, Comandante del apostadero de Puerto Cabello, y segundo Gefe de las fuerzas navales de la América septentrional, a V. M. espone con el más profundo respeto, lleno de amargura su corazón, y con el mas acerbo dolor, que después de una larga y desastrosa lucha, V. M. acaba de perder el dominio que hasta ahora nos restaba en la Costa firme. Sea cual fuese la suerte que la Providencia reservaba a estas hermosas Provincias, es un hecho constante que este dominio se ha perdido de un modo y en una época que no debía esperarse. Esto, Señor, prueba la existencia de un crimen voluntario, o de una culpable incapacidad. Dos eran los elementos que podían apresurar, retardar, o evitar tan funestos desastres: el Ejercito, y la Marina de Venezuela. El suplicante, Señor, dirigía esta última, y delante de Dios y a los pies del Real trono de V. M. asegura que esta Marina no ha hecho sino obedecer ciegamente cuanto le ha mandado, y que en la ejecución, lejos de dejarle nada que desear, ha sobrepujado constantemente sus esperanzas; así que solo él es responsable, y sobre quien únicamente deba recaer cualquiera culpabilidad, si existe alguna en esta parte. En cuanto lo concerniente al Ejército, toca al general D. Francisco Tomas Morales espresar su concepto. Ínterin no lo verifica, respecto al esponente, que por mar y tierra ha militado con estos bravos durante tres años, debe añadir que jamás ha conocido Ejército más virtuoso y aguerrido que el expedicionario de Costafirme.
El general Morales, en un documento oficial que con la mayor imprudencia ha dado a la imprenta y a luz pública, le acusa indirecta y dolosamente de ser el autor de tantos males. El esponente, Señor, de un modo más legal, mas terminante y noble, pues a V.M. debe lealtad y verdad, le indica al general Morales como al único autor de estas desgracias, que reclaman que tales hechos no queden impunes, ni se vuelvan a repetir.
No es, Señor, el ánimo del que espone prevenir con sus asertos, y los que pudiera añadir, el Real ánimo de V. M.: solo tiende su reverente suplica a rogarle encarecidamente que entre opiniones tan divergentes como la del general Morales y la suya, se indague cuál es la producida en verdad, y cuál la falsa; y que de hecho el inocente, si ambos no son culpables, pueda gozar sin tachas de la fama y crédito que hasta ahora se haya grangeado Es gracia que espera del justificado y notorio proceder de V. M.—Habana 20 de octubre de 1823.—Señor.— A. L. R. P. D. V. M.—Ángel Laborde.


1825-1834
Nombrado comandante del Apostadero de La Habana, al mando de una división se empleó en proteger el comercio español contra los corsarios que asolaban las Antillas, lo que consiguió eficazmente a costa de grandes sacrificios.


1825
A pesar de ser sólo capitán de navío, Ángel Laborde y Navarro es nombrado comandante general del Apostadero de La Habana (2 mayo 1825 - 4 abril 1834) y con 3 fragatas (“Sabina” “Casilda” y “Aretusa”) y varios transportes marcha por tercera vez a ayudar a los sitiados en San Juan de Ulúa (México), pero un huracán desarbola a su fragata insignia de los 3 palos y debe abortar la expedición.


Fortaleza de San Juan de Ulúa en Veracruz (Méjico).


En el mes de julio, día 14, es promovido al empleo de brigadier de la Real Armada Española. 

Estado militar de España (Ed. en 16º). 1826,
APOSTADERO DE LA HAVANA
Comandante general
El Brigadier D. Ángel Laborde Navarro
Segundo comandante
El Capitán de navío D. Juan Bautista Topete


1826
A mediados del mes de marzo, para reforzar a la división del brigadier Ángel Laborde, llegan a Santiago de Cuba desde Cádiz el viejo navío "Guerrero" (botado en 1755, armado con 74 cañones) que necesitaba reparaciones, la corbeta “Zafiro” y el bergantín mercante “El Bello Indio”, cargados con obuses, morteros y municiones.

Gazeta del gobierno de México. 27/6/1826
México 27 de junio de 1826.
El almirante Laborde salió de Kingston el 2 del corriente en el navío Guerrero de 80 cañones y habiéndose unido con cuatro fragatas de su escuadra, tomó la vuelta de Barlovento suponiéndose que volvía para Santiago de Cuba. El objeto de su entrada en Kingston fue cumplimentar al Almirante inglés, y tomar algunas cosas que necesitaba. No se creía en Kingston que tratase de seguir a las costas de Colombia.

Ese año, la flota a su mando estaba formada por los siguientes buques:

GUERRERO Navío 74 cañones, LEALTAD Fragata 50 cañones
IBERIA Fragata 50 cañones, SABINA Fragata 40 cañones
PERLA Fragata 40 cañones, CASILDA Fragata 40 cañones
ARETUSA Corbeta 40 cañones, HÉRCULES Bergantín 22 cañones
MARTE Bergantín 18 cañones, BELONA Bergantín-goleta 16 cañones

Estado militar de España (Ed. en 16º). 1827
APOSTADERO DE LA HAVANA
Comandante general
El Brigadier D. Ángel Laborde Navarro
Segundo comandante
El Capitán de navío D. Juan Bautista Topete


1827-1828
Surcando el mar y operando entre Puerto Rico, Méjico y Cuba, con el navío Guerrero, la fragata Iberia, y el bergantín Hércules.

1829
En 1829 transportó a México la expedición del brigadier Barradas, unos 3.500 hombres, que intentó infructuosamente ocupar la plaza de Tampico, y la reincorporación de la Nueva España a la corona.
Los buques que participaron en ese convoy fueron el navío “Soberano”, las fragatas “Lealtad” y “Restauración”, bergantines “Cautivo” y “Marte” y las goletas “Amalia” y “Habanera”.

Es promovido al empleo de Jefe de Escuadra (6 de diciembre).

Estado militar de España (Ed. en 16º). 1830
APOSTADERO DE LA HAVANA
Comandante general
El Gefe de Escuadra D. Ángel Laborde Navarro
Segundo comandante
El Brigadier D. Juan Bautista Topete


1830
En el mes de mayo marcha a Santo Domingo para apoyar una eventual reincorporación a España, y ante el fracaso se mantiene en crucero 80 días, que aprovecha para rectificar la situación del bajo de los Alacranes.

1832
Publicó la obra “Ejercicio del sable”, Habana, 1832.

El 1 de octubre de 1832, por el Presidente del Consejo D. Francisco Cea Bermúdez, fue nombrado Ministro de Marina, cargo del que no tomó posesión debido a que no pudo trasladarse a España con la presteza que se requería, así que se procedió a relevarle del Ministerio y se le confirmó el empleo habanero.

Con fecha 7 de noviembre les es otorgada la Gran Cruz de Carlos III.

1833
En el mes de julio, con motivo de la jura de la princesa heredera, se le concedió la Gran Cruz de Isabel la Católica.

1834
Con 62 años de edad, el día 4 de abril muere en La Habana a causa del cólera; es sustituido al frente del Apostadero de La Habana por su segundo de tantos años, el brigadier D. Juan Bautista Topete y Viaña.

1870-1875
Muchos años después…
Por R.D. fue ordenado que sus restos mortales fueran trasladados a España, y así se hizo a bordo del vapor “Fernando el Católico”, y enterrados en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando, esto último se realizó finalmente en el año 1875.

Guillermo C. Requena


Fuentes:
  • Extracto de los expedientes de la Orden de Carlos III (1771-1847) / Vicente de Cadenas y Vicent.   Hidalguía 1985.
  • Linajes de Aragón : Revista quincenal ilustrada : Reseña histórica, genealógica y heráldica de las familias aragonesas / Dirigida por Gregorio García Ciprés.  1918.
  • El brigadier Isidro BARRADAS y el capitán de navío Ángel LABORDE: Dos maneras de entender la guerra en Tierra Firme * Dr. Jesús Ruiz de Gordejuela Urquijo (UPV).
  • Observaciones efectuadas durante el viaje de la fragata Nuestra Señora de Atocha (Abril 1816-Julio 1817) / José María Silos Rodríguez.   REVISTA DE HISTORIA NAVAL nº 97.  Año 2007.  INSTITUTO DE HISTORIA Y CULTURA NAVAL ARMADA ESPAÑOLA.
  • El combate naval de Puerto Cabello en 1823 / AGUSTÍN R. RODRÍGUEZ GONZÁLEZ.
  • REVISTA DE HISTORIA NAVAL nº 119.  Año 2012.  INSTITUTO DE HISTORIA Y CULTURA NAVAL ARMADA ESPAÑOLA.
  • Centro Virtual Cervantes. Museo Naval.
  • BNE-Hemeroteca Digital
  • BVPH- Ministerio de Educación y Cultura
  • BVD-Biblioteca Virtual de Defensa
  • BOE-Gazeta Colección Histórica
  • PARES-Ministerio de Educación y Cultura
  • Otros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario