9 sept. 2014

JOHN COOKE


En el combate naval que tuvo lugar, el 21 de octubre de 1805, frente a la costa española en cabo Trafalgar, se enfrentaron dos flotas, la británica y la franco-española, y murieron muchos hombres de ambos bandos, digo muchos porque el número exacto nunca se sabrá, principalmente el de los británicos, que "contaron" muy mal sus bajas... 

Aunque si es cierto, que las bajas británicas fueron las menos numerosas, y que ellos vencieron en el combate... a pesar del magnífico comportamiento de nuestros marinos, todo al parecer, como consecuencia de la unánimemente calificada ineptitud de un vicealmirante francés de apellido Villeneuve, que meses más tarde, cuando iba camino de París para intentar explicarse ante Napoleón,  murió en muy extrañas circunstancias...





Ya digo, como consecuencia de la mala dirección de Villeneuve, volvimos a perder como en Cabo San Vicente ocho años antes, y no está de más recordar que entonces nos pareció que los oficiales generales españoles se cuidaban poco... habían muerto cinco y de los británicos ninguno.

Esta vez sucedió algo parecido, si nos ceñimos a los oficiales generales, volvemos a perder por goleada... 4 a 1 (tres españoles y un francés, contra uno británico, aunque fuera el superjefe Nelson), si ampliamos el campo e incluimos a los capitanes de navío... peor,  resultado 11 a 3, los capitanes de navío franceses  sí que se cuidaban poco...



D. Cosme Churruca Elorza
 Brigadier de la Real Armada Española

En Trafalgar, por desgracia, murieron algunos de nuestros más insignes y celebrados marinos, pero siempre me han llamado la atención aquellos que, siendo los enemigos también se quedaron allí sin su vida, y sus familias sin ellos...


El almirante de la flota británica Horacio Nelson resulto muerto en el combate, y el vicealmirante Collingwood, segundo jefe de la flota británica, resultó herido, en cuanto a los capitanes de navío, dos de ellos, Duff y Cooke, que eran amigos desde jóvenes,  resultaron muertos y otros cuatro resultaron heridos.

Combate naval de Trafalgar 
Españoles fallecidos
Federico Carlos Gravina y Nápoli, Teniente general; Dionisio Alcalá Galiano, Brigadier; Cosme Damián Churruca, Brigadier; Francisco Alcedo y Bustamante, Capitán de navío.

Franceses fallecidos
Charles-René Magon de Médine, Contraalmirante; Jean-Baptiste-Joseph-René Poulain, capitán de navío; Louis-Alexis Baudouin, Capitán de navío; Jean-Joseph Hubert, Capitán de navío; Pierre-Paulin Gourrège, Capitán de navío; Louis Gabriel Deniéport, Capitán de navío; Jean-Gilles Filhol de Camas, Capitán de navío.

Británicos fallecidos
Horatio Nelson, Almirante; John Cooke, Capitán de navío; George Duff, Capitán de navío.

Dado que Nelson es de sobra conocido, hoy he querido informarme de la vida del capitán John Cooke, comandante del HMS Bellerophon, que murió en combate, a pesar de que su barco resultó vencedor de su adversario francés.

El emperador Napoleón permaneció  prisionero durante tres semanas en este buque, el HMS Bellerophon, hasta su traslado a la isla de Santa Elena, la multitud en pequeños botes acudieron a verlo. Scene in Plymouth Sound in August 1815, óleo sobre lienzo pintado en 1816 por John James Chalon - The National Maritime Museum. 


JOHN COOKE
(Whitechapel,Londres c.1762 - Trafalgar 21 Octubre 1805)
Capitán de la Royal Navy, participó en la Guerra de la Independencia Americana, en las Guerras Revolucionarias Francesas y en los primeros años de las Guerras Napoleónicas, pasó a la historia debido a su muerte en combate cuerpo a cuerpo con las fuerzas francesas en la batalla de Trafalgar en 1805. Durante la acción, su barco HMS Bellerophon, alías "Billy Ruffian" , fue gravemente dañado y abordado por los marineros y los infantes de marina del navío francés de línea Aigle, que a pesar de todo, finalmente tuvo que rendirse.



Capitán John Cooke


Aparte de su muerte, muy poco se sabe de otras circunstancias relativas al capitán John Cooke, ya que incluso su fecha de nacimiento es incierta; aunque muy respetado en su profesión nunca fue una figura notable de la sociedad; después de su muerte fue objeto de homenajes de los oficiales que habían servido a su lado, celebrándose memoriales en su honor, tanto en la catedral de San Pablo de Londres, como en su iglesia parroquial en Wiltshire.
John Cooke fue bautizado el 05 de marzo 1762 en Santa María, Whitechapel, era el segundo hijo de Francis Cooke, un empleado del ministerio de Marina, y su esposa Margaret Baker, que habían casado en Chatham in 1757; tuvo seis hermanos  (siendo su hermana mayor Elizabeth (1758-1838), que casó con el reverendo John Maule, en 1777, y tuvieron seis hijos).

Matrimonio
John Cooke había contraído matrimonio con Louisa Hardy D'Aeth (1757-1853), que provenía de familia por ambas ramas de importante tradición marina, el 15 de junio de 1790, en la iglesia de  San Leonardo, Shoreditch, que es actualmente un barrio de Londres.  Su esposa, Louisa, era la cuarta de los cinco hijos de Josiah Hardy, el ex gobernador de Nueva Jersey (1761-1763),  y más tarde cónsul en Cádiz y de su esposa Harriet D'Aeth.

Josiah Le Hardy
(1716-1790) era hijo de Sir Charles Le Hardy "el Viejo" (1680-1744), Vicealmirante Lord del Almirantazgo, casado en 1716 con Elizabeth Burchett, hija de Josiah Burchett (1666-1746), Secretario del Almirantazgo y de su esposa Tomasina Honywood (+1713).
Harriet D'Aeth (1720-1794) era la 10ª hija de Sir Thomas D'Aeth (1670-1745), I Barón de Knowlton, casado en 1701 en St. Dionis Backchurch con Elizabeth Narborough (1682-1721), hija del famoso Contraalmirante Sir John Narborough (1640-1688) y de su esposa Elizabeth Hill.

Su esposa, Louisa, murió a Cheltenham el 05 de febrero 1853, a la avanzada edad de 96 años. El matrimonio tenía su residencia en Donhead Lodge y tuvo una única hija.

Su única hija, de nombre Louisa Charlotte Cooke, nacida el 26 de enero 1797 en Stoke Damerel, en Plymouth (Devonshire), que contrajo matrimonio con Abraham Newenham DEVONSHER de County Cork, aunque terminaron divorciándose, y tuvieron tres hijos: Louisa Cornelia Devonsher (*1822), Augusta Sarah Devonsher *(1823), y Sophia Margaret Devonsher (*1830). Louise vivía en Cheltenham, lugar donde murió en el año 1871.

El capitán John Cooke y Louisa Hardy contrajeron matrimonio en la Iglesia de  San Leonardo, Shoreditch, que fue absorbido por Londres.


CARRERA MILITAR
John Cooke embarcó por primera vez a la edad de once años a bordo del cutter HMS Greyhound (botado en 1763,  de porte de 15 cañones) que estaba al mando del teniente John Bazely, pero poco tiempo después volvió a la academia naval del señor Braken de Greenwich, para aprender los elementales conocimientos de ciencia náutica y táctica militar.

Cutter HMS Greyhound / JOHN WARD
National Maritime Museum, Greenwich, London


En 1776, con trece años,  obtuvo un puesto como guardiamarina en el navío de línea HMS Eagle (botado en 1774, de porte de 64 cañones) buque insignia de Lord Howe, donde sirvió durante los tres años siguientes, distinguiéndose en diferentes acciones como la del asalto de  Rhode Island en 1778;  el Almirante Lord Richard Howe en presencia de numerosas personas le dijo... "¿Por qué, jovencito, deseas convertirte en un teniente antes de tener la edad suficiente?."

Al regreso del HMS Eagle a Inglaterra, el 21 de enero de 1779, Cooke fue ascendido a teniente y destinado al navío de línea HMS Superb (botado en 1760, de porte de 74 cañones), buque insignia del Almirante sir Edward Hughes, con el que viajó a las Indias Orientales, pero se vio obligado a retornar con una licencia debida a su mala salud, lo que le perjudicó en su promoción.
Cooke regresó a Inglaterra y luego fue a Francia para pasar un año estudiando, antes de reincorporarse a la Armada en 1782 embarcando en el navío de línea HMS Duke (botado en 1777 en Plymouth, de porte de 98 cañones) al mando del capitán Alan Gardner (más tarde Almirante Lord Gardner) que parte hacia América; participó en la batalla de Saintes, entre la Guadalupe y la Dominica; se quedó con Gardner tras la firma del Tratado de París en 1783, que puso fin a la Guerra de la Independencia; posteriormente Gardner se convirtió en comodoro en Jamaica, izando su insignia en el navío HMS Europa (botado en Lepe, Hampshire en 1765, de porte de 64 cañones);  Cooke continuó siendo su primer teniente hasta que fue herido y tuvo que regresar a Inglaterra. Cuando se recuperó, fue nombrado por su antiguo patrón, Sir Alexander Hood, 1er. Vizconde Bridport, para ser tercer teniente de su buque insignia, el HMS London (botado en 1766, de porte de 90 cañones).
Con el estallido de las Guerras Revolucionarias Francesas, en febrero de 1793, Cooke se reincorporó a las ordenes de Hood y fue primer teniente de su nuevo buque insignia, HMS Royal George (de porte de 100 cañones),  de la flota del Canal. El 21 de febrero de 1794, Cooke fue ascendido a comander y se le dio su primer mando independiente, el pequeño brulote HMS Incendiary (de porte de 16 cañones), tres meses más tarde, HMS Incendiary  tenía como misión la transmisión de las órdenes (señales) de Lord Howe para la flota del Canal durante la campaña del Atlántico en mayo de 1794, y operaba como un explorador en la búsqueda de la flota francesa que mandaba el Almirante Louis Thomas Villaret de Joyeuse.
El 1 de junio de 1794, tuvo lugar la tercera batalla de Ushant también llamada del "Glorioso Primero de Junio, en la que John Cooke solo pudo ser testigo, ya que su barco era demasiado pequeño para entrar en combate, no obstante, por su labor,  fue incluido en las promociones emitidas por la Flota y alcanzó el empleo de Capìtán el 23 de julio de 1794.
Durante el siguiente año, el Capitán Cooke operó en Terranova, como capitán de bandera del HMS Monarch (de porte de 74 cañones) que era el navío insignia del Contraalmirante Sir James Wallace gobernador de aquellas tierras.  Antes de regresar a Gran Bretaña, le fue ofrecido el mando del HMS Tourterelle (de porte de 28 cañones), que Cooke acepto, pero cuando recibió la orden de ir a las Indias Occidentales renunció a dicho mando, ya que según contaba Gardner el servicio en aquella zona acabaría con él.
A principios del año 1796, tomó el mando de la fragata HMS Nymphe (de porte de 36 cañones), que durante todo el año fue empleada en los bloqueos de los puertos franceses del Atlántico; el 9 de marzo 1797, navegando en compañía de HMS St Fiorenzo, se encontraron con los barcos que regresaban de un intento de invasión francesa de Gran Bretaña, que habían sido derrotados en Fishguard en Gales;  los barcos franceses intentaron escapar en Brest, pero fueron perseguidos por los británicos, que forzaron la rendición del Resistencia y del Constanza; ninguno de los barcos británicos sufrieron una sola baja en el combate, y los dos barcos franceses fueron incorporados en la Royal Navy, trayendo recompensas a Cooke y su equipo.
A pesar de este éxito, el Capitán Cooke era impopular entre sus hombres debido a la estricta disciplina que imponía a bordo de su nave. Esto se vio claro apenas dos meses después de la acción de Brest, cuando Nymphe se vio envuelto en el motín Spithead. Cooke trató de ayudar al Almirante John Colpoys (que ordenó abrir fuego contra los marinos amotinados) al estallido del motín; fue retirado discretamente del comando por el Almirantazgo tras el motín;  a pesar de todo, estaba de nuevo en servicio dos años más tarde a bordo de la nueva fragata HMS Amethyst , en preparación para la invasión anglo-rusa de la República de Batavia. Durante la invasión, el HMS Amethist transportó al duque de York a los Países Bajos, y más tarde participó en la evacuación de la fuerza tras el fracaso de la campaña.
Cooke participó en operaciones en Quiberon Bay durante el resto de 1799, y en 1800 participó en una invasión abortada de Ferrol. Durante este tiempo, HMS Amethyst capturó seis barcos mercantes franceses y pequeños corsarios. Durante 1801, Cooke participó en la captura de la fragata francesa Dédaigneuse frente al cabo Finisterre, ayudando a Samuel Hood Linzee (luego almirante), que estaba al mando del HMS Oiseux y a Sir Richard King (luego Vicealmirante), que estaba al mando del HMS Sirius, que la perseguían el 26 de enero; no recibió ningún daño y ayudó en la búsqueda y captura del barco francés, que fue apresado el día 28 de enero. La fragata Dédaigneuse fue incorporada más tarde en la Royal Navy. Poco después, el Capitán Cooke capturó el barco español Carlota y el corsario francés Général Brune en la misma zona.

Batalla de Trafalgar
Tras la firma del Tratado de Paz de Amiens, el día 25 de marzo de 1802, John Cooke se retiró brevemente a media paga; en mayo de siguiente año (1803) Inglaterra rompe el Tratado, declarando nuevamente la guerra a Francia; se ofrece a Cooke el cargo de capitán de bandera por el almirante Sir William Young en Plymouth, pero con mucho tacto Cooke lo rechazó.
El 25 de abril de 1805 recibió el mando de HMS Bellerophon. En mayo, después de que la gran flota francesa y española combinada, bajo el mando del almirante Pierre-Charles Villeneuve, hubiera podido burlar el bloqueo y zarpar del puerto de Tolón, comenzó la campaña de Trafalgar.


HMS Bellerophon  alías "Billy Ruffian"
John James Chalon
Royal Museums Greenwich


Cooke recibió la orden de unirse a la escuadra del vicealmirante Cuthbert Collingwood, y llegaron a Cádiz el 9 de junio; Collingwood envió, a las ordenes del contraalmirante Sir Richard Bickerton, al  Bellerophon y otros tres buques al bloqueo de Cartagena.
Cuando la flota combinada entró en Cádiz el 20 de agosto, Collingwood recobra las fuerzas de Bickerton y monta un bloqueo del puerto. Collingwood fue reforzado con más naves, y finalmente, fue reemplazado más tarde por Nelson. Se dice que Cooke comentó en este momento que "Estar en un compromiso general, con Nelson coronaría toda mi ambición militar". Nelson tenía la flota de Villeneuve atrapada en Cádiz y estaba bloqueando el puerto a la espera de su intento de escapar.
La flota franco-española salió de Cádiz el 18 de octubre de 1805, pero pronto fue perseguido por Nelson y el 21 de octubre tuvo lugar el combate. Nelson formó su flota en dos  columnas; una de ellas, la de barlovento,  atacaría hacia el norte bajo su mando directo y la otra columna, la de sotavento, operaría hacia el sur bajo el mando de Cuthbert Collingwood, que izaba su insignia en el HMS Royal Sovereign. Cooke navegaba en quinto lugar en la línea de Collingwood, y así fue uno de los primeros barcos que participaron en la acción contra la flota combinada. Cooke tomó la inusual decisión de informar a su primer teniente William Pryce Cumby y su master Edward Overton de las órdenes de Nelson, en caso de que él resultara muerto.




Belerofonte rápidamente se enfrentó con los franceses, rompiendo la línea enemiga y  atacando al navío Aigle; al igual que con los otros barcos franceses en la flota, los aparejos y cabeceras de Aigle fueron ocupadas por los mosqueteros y granaderos, que mantuvieron un fuego constante sobre Belerofonte y causaron grandes bajas a los marineros expuestos en la cubierta del barco británico; gran parte de este fuego iba dirigido contra el alcázar del barco, donde estaban Cooke, Cumby y Overton; Cumby observó con sorpresa que el capitán Cooke todavía llevaba su chaqueta de uniforme, que lucía charreteras que lo marcaban como el capitán del barco a los francotiradores franceses; Cooke había olvidado de quitarlas a pesar del peligro que representaban, pero le respondió "Es demasiado tarde para quitármelas, veo mi situación, pero voy a morir como un hombre".
Como la acción continuó, el capitán Pierre-Paulin Gourrège de Aigle ordenó a su tripulación abordar al Belerofonte, con la esperanza obtener ventaja de su superioridad numérica. Cooke envió Cumby abajo para asegurarse de que las baterias de la cubierta inferior continuaran disparando al barco francés. En cuestión de minutos Cumby había regresado a la cubierta con refuerzos desde abajo, pasando a Overton herido de muerte en la escalera. El intendente de la nave, gravemente herido, informó a Cumby que Cooke había caído en el combate cuerpo a cuerpo.  Cumby despejó de franceses la cubierta de Belerofonte, y se encontró con Cooke muerto en el alcázar, dos balas de mosquete estaban alojadas en su pecho. Cumby se hizo cargo de las baterías del Belerofonte, dirigiendo su fuego contra el Aigle , y en última instancia, forzando la rendición del barco francés después de la llegada de otros buques británicos. Belerofonte había sufrido gravemente, con un total de  27 muertos  y 127 heridos, a pesar de todo venció debido al liderazgo de Cumby, que más tarde fue ascendido a Capitán de navío por sus servicios en la acción. El cuerpo de Cooke fue enterrado en el mar al día siguiente de la batalla con las otras víctimas mortales del navío.

El Capitán francés Pierre-Paulin Gourrège, del Aigle,  murió seis días después de la batalla como consecuencia de las heridas recibidas.  (1)

La muerte de Cooke, al igual que la del capitán George Duff, y la del propio Almirante Nelson, fue ampliamente llorada en Gran Bretaña. La viuda de Cooke Louisa y su pequeña hija de ocho años de edad recibieron numerosas muestras de cariño y de respeto, entre ellos la medalla de oro acuñada por los capitanes que habían luchado en la acción, y un jarrón de plata grande presentado por el Fondo Patriótico de Lloyd, que había sido fundado dos años antes en 1803 y doscientos años después continúa su labor.

Jarrón de plata en memoria de John Cooke
Lloyd,s Patriotic Fund

Al menos una parte del dinero que la familia recibió se gastó en una placa de pared grande puesta en la Iglesia parroquial de Donhead St Andrew, en Wiltshire, cerca de la casa de la familia. La placa conmemora la vida y la muerte de Cooke y también la de su esposa. también, en la catedral de San Pablo en Londres, hay una placa commemorativa en su honor.  Un retrato al óleo de John Cooke, donado por la viuda de su hermano Christopher Cooke, está en el Painted Hall de Greenwich.

Parroquia de Donhead St Andrew, Wiltshire, Gran Bretaña.

Su viuda Louisa y su hija única Louisa Charlotte continuaron viviendo en Donhead Lodge durante algunos años más, luego se trasladaron a la ciudad de Cheltenham.

Guillermo C. Requena


(1)
Pierre-Paulin Gourrège
(Burdeos  1749- Cádiz 1805), Capitán de la Armada Francesa, al mando del navío de línea Aigle que fue derrotado en la Batalla de Trafalgar, Oficial de la Legión de Honor.
Era hijo de Guillaume Gourrège, un capitán mercante que transportaba esclavos negros desde la costa africana a Santo Domingo donde eran vendidos, regresando a Burdeos con cargamentos de azúcar y café; que estaba casado con Marguerite-Elisabeth Boudan. 
Tras una vida entera dedicada a la Armada Francesa, a partir del año 1796, que alcanza el empleo de capitán de navío (2ª clase) empieza a comandar diferentes fragatas y navíos de línea; en el mes de noviembre del año 1802 le fue conferido el mando del navío Aigle, que había sido botado en Rochefort en 1798, de porte de 74 cañones; participó en la Isla de Santo Domingo contra el levantamiento del líder de esclavos Toussaint-L’Ouverture durante una revolución de esclavos; volvió a Europa y se refugió en Cádiz cuando se declaró la guerra; participa en el combare naval de Cabo Finisterre en julio de 1805; en octubre toma parte en el combate naval de Trafalgar, donde su barco Aigle es apresado por los ingleses; El capitán Gourrège fallece en las cercanías de Cádiz, a consecuencia de las heridas recibidas en la batalla, seis días más tarde.


Fuentes:
The Naval Chronicle for 1807... Volumen 17
The Naval Gazetteer, Biographer, and Chronologist: Containing a History of the late wars ... /  Escrito por John William Norie. 1827
The Diaries of Charlotte Grove / Diary Notes / People
A Genealogical and Heraldic History of the Commoners of Great Britain and Ireland. Volumen 3 / Escrito por John Burke. 1836
The Peerage
Otros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario