6 feb. 2017

JOSEPH DE LA SOMAGLIA



JOSEPH DE LA SOMAGLIA
Brigadier de la Real Armada, Comandante de Marina del Callao y Jefe de la Escuadra del Pacífico Sur.

CRONOLOGÍA

1759
Capitán de fragata al mando de la Venus (del porte de 26 cañones, botada en La Carraca en 1755), formando parte de la Escuadra del marqués de la Victoria, zarpa en agosto con rumbo a Nápoles para traer al nuevo rey Carlos III.


Fuente; Instituto de Historia y Cultura Naval


Carlos III parte de Nápoles,Óleo de Antonio Joli, Museo del Prado


1760-1761
Al mando del navío de línea Héctor (del porte de 68 cañones, botado en 1755 en Esteiro, nombre de advocación San Bernardo), realiza varios transportes de tropas a África, caudales a Marsella, y patrulló las aguas del Cabo San Vicente. Entre los miembros de su tripulación se hallaba un pequeño marino de 13 años de edad, Francisco Javier de Winthuysen y Pineda, que años más tarde daría días de gloria a nuestra Armada.

1763
Acabada la guerra con Gran Bretaña, el día 27 de abril zarpa de El Puerto de Santa María un convoy al mando del Jefe de Escuadra Francisco Javier de Winthuysen y Tisio, con los navíos “África” (al mando del capitán Francisco Cotiella), “Héctor” (al mando del capitán de navío José Zapiaín), “Aquiles” (al mando del capitán José de Somaglia) y “Princesa” (al mando del capitán Juan Antonio Cordero), todos ellos de 74 cañones, además la urca mercante “San José” y el pingüe sueco “Sol”, que transporta tropas a La Habana (139 oficiales y 2.210 hombres), además de fusiles, pólvora, carpinteros y material para construir navíos.

1766
Promovido a capitán de navío. [Mercurio histórico y político. 1/1766, página 110].


COMANDANTE DE MARINA DEL CALLAO (JEFE DE LA ESCUADRA DEL PACÍFICO SUR)
1770-1777

Al mando del navío Peruano, llevando en conserva al navío Prusiano, para incorporarse a su destino en el virreinato del Perú, que estaba gobernado por don Manuel Amat y Junyent, zarpa de Cádiz a finales del mes de octubre, transportando tropas para el Río de la Plata, además de proyectiles y azogue. En abril llegó a Concepción y a mediados de mayo al Callao.

In 1770 he was appointed to a post in Callao, Peru as the Commandante de la Esquadra of the South Sea. Somaglia was responsible for the outbound security of Spanish vessels carrying silver and gold to Europe. He also oversaw the expeditions to the Pacific including the voyages of Domingo de Boenechea to Tahiti and the Polynesian Islands.

Fortaleza del Real Felipe, terminada en 1774.


A su llegada asumió el mando de la Comandancia de Marina del Callao, que sirvió durante 8 años, y que se componía de la Comandancia, las unidades navales que tuviera asignadas (Escuadra del Pacífico Sur), con el apoyo de un establecimiento en tierra y de la Hacienda de Marina. Aquellos años esta Escuadra estaba formada por los navíos Septentrión, Astuto, San Lorenzo (buque insignia) y Peruano, así como las fragatas Santa Rosalía, Aguila, Liebre, y la urca Monserrat.


Navío de Línea (A. Berlinguero)


La jurisdicción de esta “comandancia embarcada” incluía a la marina mercante en cuanto a su seguridad en la navegación, etc. y era responsable del área incluida desde las costas de Nicaragua, al norte, hasta el extremo sur del continente. Durante su mandato José de Somaglia, cumplió con diversas comisiones, entre ellas varias expediciones a Oceanía, en las que se tomó posesión de las islas de Pascua y Tahití.

Desaparecida la posibilidad de conflicto con Gran Bretaña se recibe orden para que parte de la escuadra regrese a la Península a finales de 1771, en concreto los navíos Septentrión, Astuto y San Lorenzo, con la fragata La Liebre, todos al mando del capitán de navío González de Arce, comandante del Septentrión.

Estaban listos para zarpar a primeros de enero de 1772, cuando las tripulaciones se muestran disconformes con los salarios que iban a percibir, rechazando el dinero que los contadores les ofrecían. El asunto tomó mal cariz y Somaglia dictó un bando en el que declaraba la pena capital para todo aquel que no depusiera su actitud, según orden del virrey D. Manuel Amat del 8 de enero. Teniendo en cuenta la valiosa carga que llevaban a bordo, los oficiales temían un nuevo motín durante la travesía, por lo que el virrey formó juicio contra 44 marineros, ajusticiando a unos y azotando y enviando a presidio al resto, todos ellos de las tripulaciones del Septentrión y del Astuto.

Finalmente, zarpan de El Callao el día 18 enero al mando de Antonio González de Arce, que a su llegada será ascendido a brigadier, durante el viaje se separan por un temporal (27 febrero), logran reunirse y llegan a Cádiz (18 julio) con 9.163.603 pesos en oro y plata y otros 6 millones de pesos en mercancías y dinero de particulares.

S.M. ha concedido dignidades y empleos a los sugetos que expresa la lista siguiente... ascenso a brigadieres de su Real Armada a los Capitanes de Navío D. Joseph Blanco Tizón, D. Juan de Soto y Aguilar, y D. Joseph de la Somaglia. [Mercurio histórico y político. Mayo 1774]


Careciendo en aquel apostadero del Callao una enseñanza reglada para los pilotos, limitándose esta a la formación individuo por individuo, el brigadier Somaglia presento en el año 1775 una serie de propuestas para mejorar la navegación, entre las que se encontraba establecer una academia de pilotos, idea que no pudo ver la luz hasta muchos años después, en 1791, gracias al virrey Taboada que a su incorporación venía acompañado por el segundo piloto don Andrés de Baleato que resultó un personaje clave para dicho establecimiento, y que debemos recordar que permaneció durante 32 años prestando sus servicios en el Virreinato del Perú, a las órdenes de 5 virreyes sucesivamente.

La injerencia del virrey en el fuero privativo naval evidenció el tipo de problemas que surgía entre ambas autoridades y motivó una Real Orden de febrero de 1778 prohibiendo expresamente que los virreyes formaran procesos y dictaran sentencias a los individuos de marina.

Llega a El Callao (Perú) con numerosos muertos y enfermos el navío “San Pedro de Alcántara” al mando de Manuel Fernández de Bedoya, que substituye en el mando de la escuadra del Pacífico Sur al brigadier José de Somaglia, que zarpa al mando del “Astuto” (13 mar) y llega a Cádiz (20 jul) con caudales, 3.354.336 pesos, cacao, cobre, estaño y otros géneros.

El brigadier Somaglia se vio involucrado en un escandaloso caso de contrabando cuando retornaba a España en 1778, al mando del navío de línea Astuto (del porte de 64 cañones, tres puentes, construido en La Habana en 1759 por el sistema de Jorge Juan, nombre de advocación "San Eustaquio"), llevando en conserva el mercante Aquiles, pues cerca del cabo San Vicente transbordó una cantidad no determinada de oro y plata, que había sido embarcado de contrabando en el Callao, a la urca holandesa Zelden Rust.

El brigadier Somaglia quedó sometido a un proceso judicial a resultas del cual se le privó de su empleo en el año 1781, aunque al parecer lo recuperó con antigüedad de 1783 (perdió nueve años), como así aparece en los Estados militares de años posteriores, siendo el del año 1793 el último en que aparece.

1793
Probablemente falleció aquel año.


Guillermo C. Requena


FUENTES:
  • Jorge Ortiz Sotelo. La Real Armada en el Pacífico Sur. El Apostadero Naval del Callao 1746-1824 . IIH de la Universidad Autónoma de México.
  • BNE- Hemeroteca Digital.
  • BVD- Biblioteca Virtual Defensa.
  • BOE- Gazeta Colección Histórica.
  • PARES-Ministerio de Educación
  • BVPH-Ministerio de Educación
  • BNF-GALLICA
  • Otros…


No hay comentarios:

Publicar un comentario