7 oct. 2017

JUAN DOMINGO DESLOBBES Y CORTÉS


Pereció en el naufragio de la fragata Asuncion, que estaba a su mando, en el estuario del Río de la Plata, resulta un ejemplo honroso de la abnegación de un marino, que tras una vida de penalidades y privaciones, acaba ignorado de todos, lejos de la familia y de la Patria.


JUAN DOMINGO DESLOBBES Y CORTÉS
Vitoria 1760 - Estuario Río de la Plata 1805


Capitán de Fragata de la Armada, Héroe de España.

Bautizado en la parroquia de San Vicente Mátir de Vitoria el día 12.1.1760, hijo de Joan Joseph Deslobes Vedia, bautizado en la parroquia de San Nicolás de Bari, Casco Viejo de Bilbao, el día 5.9.1723, y de su esposa Bentura Ygnacia Cortés Orcasitas. 

Era hermano de Ramón María Antonio Deslobes Cortés, bautizado en la parroquia San Severino Abad de Balmaseda el día 16.12.1754, de María Ventura Josepha Deslobbes Cortés, bautizada en la parroquia de San Severino Abad de Balmaseda el día 29.3.1757, de Ramón María Ruperto Deslobes Cortés, bautizado en la misma parroquia de San Vicente Mártir de Vitoria el día 27.3.1761 

Era nieto paterno de Bernardo Deslobbes Mousson y de su esposa Theresa Vedia Villanueba.


CRONOLOGÍA
Sentó plaza de guardiamarina, en el Departamento de Ferrol, el día 2 de octubre de 1776.


En la combinada franco-española
Acabados los estudios elementales, embarcó el 21 de mayo de 1779 en el navío Arrogante, de la escuadra del General Arce, que se unió sobre La Coruña con la combinada española y francesa, regida por los Generales Luis de Córdova y el conde de Orvilliers, con la que hizo la primera campaña al Canal de la Mancha, y una vez de regreso en Cádiz obtuvo su ascenso a alférez de fragata, el 3 de julio del mismo año de 1779. Unos meses después, eI 15 de marzo de 1780 trasbordó al navío Serio, de la misma escuadra combinada, interviniendo cerca del Cabo de Santa María en el apresamiento del gran convoy inglés de 55 velas; pasando después al bloqueo de Gibraltar.




Primer viaje a América
El día 11 de diciembre de 1781 embarcó en la fragata Nuestra Señora de la O, con la que salió para la América septentrional; allí participó, formando parte de la división del brigadier Francisco de Borja, en las operaciones del Guarico e isla de Santo Domingo, quedando posteriormente asignado, en La Habana, a la escuadra del General D. José Solano, con la que hizo doce salidas a la mar. Fue promovido al empleo de alférez de navío el 21 de diciembre de 1782, y trasbordó el 13 de abril de 1783 en la Habana al navío Santo Domingo, con el que pasó a Veracruz a incorporarse a la division del brigadier Miguel de Souza, y con caudales volvió a La Habana; posteriormente, en el navío San Leandro, regresó a la Península, y quedó desembarcado el 24 de marzo de 1784.


En aguas del Mediterráneo
Por Real orden de 16 de abril de 1785 pasó a Mahon con destino a la fragata Rosa, en la que ejerció el cargo de ayudante de don Antonio Barceló, con el que participó en las operaciones sobre la plaza de Argel, hasta la firma de la paz. Posteriormente, siguió navegando en aguas del Mediterráneo, en la misma fragata y en la Loreto.


Segundo viaje a América
El día 14 de marzo de 1786 trasbordó a la urca Clotilde, destinada a La Habana; pasó despues a Veracruz, y a su regreso a La Habana fue destinado al navío Conde de Regla, con el que regresó a la Península y desembarcó en Cádiz el día 18 de febrero de 1788.


Las aguas del Mediterráneo se le quedan pequeñas...
Promovido al empleo de teniente de fragata unos meses después, el día 7 de junio de 1788, es destinado al servicio de batallones, como agregado.

El 14 de febrero de 1790 embarcó en la fragata Dorotea, y pasó con ella a Cartagena donde quedó agregado a la escuadra de evoluciones del Excmo. Sr. D. Francisco de Borja, con la que operó en el Mediterráneo, y más tarde pasó a Cádiz para incorporarse a la escuadra del Excmo. Sr. Marques del Socorro, en la que hizo la campaña al cabo Finisterre, y finalizada esta, entró en Cádiz y luego en Cartagena, donde trasbordó al navío San Vicente y llevó socorro de tropa y víveres a Orán, regresando a Cartagena, siendo despues destinado al navío Firme que transportó de Barcelona a Mahon un regimiento de infantería; y habiéndose regresado a Cartagena, desembarcó el 30 de abril de 1791. El 12 de agosto siguiente volvió a embarcar en la fragata Florentina, con la que trasportó tropas a Ceuta y cruzó sobre la costa de Mogador, pasando después a Cádiz; habiendo en esta campaña apresado un bergantín holandés que con pólvora se dirigía a la plaza.

En 1793 quedó incorporado a la escuadra del Excmo. Señor D. Juan de Lángara, y al rompimiento de la guerra con la república francesa, salió para el Mediterráneo, y en combinación con la escuadra inglesa del Almirante Hood, tomaron posesión del puerto, arsenal y fortaleza de Tolón. Ascendió a teniente de navío el 12 de abril de dicho año de 1793; siguió en la defensa de Tolón, hallándose en multitud de hechos de armas en que se distinguió por su valor e inteligencia, y cuando su evacuación pasó con la escuadra al fondeadero de las Hieres y de allí a Mahon y Cartagena. Siguió navegando en el Mediterráneo hallándose en las operaciones de Rosas, y en 1795, de transporte en la corbeta Colon, pasó a Palamós para tomar el mando de una cañonera, con la que continuó su servicio hasta la paz de Basilea; obteniendo entonces el mando del bergantín Vivo (porte de 14 cañones), en el que hizo diversas comisiones a las costas de Italia y Francia.


Tercer viaje a América
Al mando de ese bergantin salió de Cádiz, conduciendo pliegos importantes, con destino al Río de la Plata. Allí, se le encomendó el mando de la fragata Asuncion, con la que se regresó a la Península cargada de caudales, entrando en Cádiz procedente de Montevideo el 4 de julio de 1802 y siendo promovido al empleo de capitán de fragata unos meses después, el día 5 de octubre de 1802, continuó al mando del mismo buque. La fragata Asunción había sido botada en los astilleros de Ferrol en 1772, construida por el sistema Gautier, estaba armada con 34 cañones y fue una de las primeras que tuvo el casco forrado de cobre.


Cuarto viaje a América
Las fragatas Mercedes, Clara y Asunción.
En el mes de octubre de 1802 se ordenó a los virreyes de Perú, Nueva España y Río de la Plata, que reunieran todos los caudales posibles, ya que eran imprescindibles para la hacienda pública española que estaba muy mermada por los conflictos armados. El Secretario Grandallana ordena a Ferrol y Cádiz la habilitación de tres fragatas, que partiendo de España, la Asunción desde Cádiz, y la Mercedes y la Clara, desde Ferrol, llevarían a América azogues de Almadén, necesarios para amalgamar la plata, y traerían oro y plata muy necesarios a nuestras arcas.
Al mando de la fragata Asunción partió de Cádiz para Lima, el 3 de febrero de 1803, las otras fragatas lo hicieron desde Ferrol el 27 del mismo mes, allí prestó diferentes servicios en el Pacífico; el día 3 de abril de 1804 salen del puerto del Callao camino de Montevideo las fragatas Mercedes, Clara y Asunción bajo el mando del jefe de escuadra Tomás de Ugarte y Liaño, capitaneadas respectivamente por José Manuel Goycoa, Diego Alesson y Domingo Deslobbes; tras un viaje con malos tiempos, las fragatas llegan a Montevideo el día 5 de junio; la Asunción arriba en tan mal estado, e incapacitada para seguir la singladura, que su carga debe transferirse a la fragata Medea. Con estos buques y la Fama, que había llegado a Montevideo desde la Isla de Francia (en su ruta desde Manila a España), se formará una nueva división para el tornaviaje a Cádiz, al mando del jefe de escuadra José Bustamante y Guerra, lo demás es historia...
Al ser declarada la guerra a los ingleses, permaneció en aquellas aguas practicando con su fragata cruceros y comisiones en proteccion de nuestro comercio y pabellon. A primeros de mayo de 1805, en una de aquellas salidas del Puerto de Maldonado, yendo acompañado por la fragata Fuerte, se dió la fatalidad que el 20 del mismo mes, a las tres de la tarde, varó la fragata Asuncion en el conocido como “banco inglés”, y aunque logró ponerse a flote, se fue por ojo durante la noche, pereciendo D. Juan Domingo Deslobbes, la mayoría de la oficialidad, y casi toda la tripulación (294 hombres), hubo 23 supervivientes.







Guillermo C. Requena






FUENTES:
Galeria biografica de los generales de marina, jefes y personajes ..., Volumen 4. Francisco de Paula Pavía. Madrid 1874.
ARTXIBO-Archivo Histórico de Euskadi.
Archivo Histórico Eclesiástico de Vizcaya.
Archivo Histórico Diocesano de Vitoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario