16 jul. 2017

ALFONSO VIII REY DE CASTILLA


Tal día como hoy, hace 805 años, un rey español que era tataranieto del Cid Campeador ganó una batalla que cambió la historia de España...


ALFONSO VIII DE CASTILLA “EL DE LAS NAVAS”
Soria 11.11.1155 – Gutierre-Muñoz 5.10.1214


ORÍGENES

Era el hijo único de Sancho III de Castilla “El Deseado” (Toledo 1133-Toledo 1158), que fue rey de Castilla durante un año, y de su esposa la Infanta de Navarra Blanca Garcés de Pamplona (1137-1156), los cuales contrajeron matrimonio en 1151 en Calahorra.

Era nieto paterno de Alfonso VII de León y Castilla “El Emperador” (Caldas de Reyes 1105-Santa Elena 21.8.1157), y de su esposa Berenguela de Barcelona (1116-1149), que habían contraido matrimonio en Saldaña, en 1128, y tuvieron siete hijos (entre ellos un rey de Castilla, un rey de León, una reina de Navarra y una reina de Francia).

Era nieto materno García Ramírez “El Restaurador”, rey de Pamplona fallecido en Lorca-Estella en 1150, y de su primera esposa Margarita de l'Aigle, fallecida en 1141, que tuvieron tres hijos (un rey de Navarra, una reina de Castilla y una reina de Sicilia).

Era bisnieto en la línea paterna paterna de Raimundo de Borgoña (Besanzón 1070-Grajal de Campos 1107), noble francés que murió antes de que su esposa fuera proclamada reina, y de Urraca I de León y Castilla “La Temeraria” (Leon 1081-Saldaña 1126); era bisnieto en la línea paterna materna de Ramón Berenguer III “El Grande “ (Rodez 1082-Barcelona 1131), conde de Barcelona, y de su segunda esposa Dulce de Gevaudan (1090-1129), condesa de Provenza.

Era bisnieto en la línea materna paterna del Infante Ramiro Sánchez de Pamplona, Señor de Monzón, y de su esposa Cristina Rodríguez (*1075), que era hija de Rodrigo Díaz de Vivar “El Cid”; era bisnieto en linea materna materna de Gilberto de l'Aigle y de su esposa Julieta de Perche.


MATRIMONIO

A punto de cumplir quince años de edad, y habiendo sido declarado mayor de edad y proclamado Rey de Castilla, en septiembre de 1170 casó, en Tarazona, con la princesa normanda Leonor de Plantagenet (*Domfront-Normandía 1160-Burgos 1214), que estaba a punto de cumplir 10 años de edad, y aportó como dote el Condado de Gascuña. Su matrimonio duró cuarenta años, hasta la muerte de ambos en 1214, y fruto del mismo existe constancia, de que al menos tuvieron 10 hijos, de los que voy a mencionar al más pequeño de todos ellos, que heredó a su padre como Enrique I de Castilla (*Valladolid 1204), y a la muerte de este, en accidente en 1217, heredó la corona la hija mayor, Berenguela (*Segovia 1179), cuyo matrimonio en 1197 con el rey Alfonso IX de León (*Zamora 1171) había sido anulado por la consanguinidad entre ambos, después de tener varios hijos...

La princesa Leonor era hija del Enrique II Plantagenet (*Le Mans 1133), Rey de Inglaterra desde 1154, Duque de Normandía, Conde de Anjou, casado en Burdeos, en 1152, con Leonor de Aquitania (*Poitiers 1122), duquesa de Aquitania y condesa de Gascuña, que había estado casada antes con el rey Luis VII de Francia y el matrimonio había sido anulado aunque habían tenido dos hijos. Del matrimonio de Enrique y Leonor nacieron ocho hijos. Leonor fue hermana de dos reyes de Inglaterra, Ricardo I “Corazón de León” (*Oxford 1157), y Juan I “Sin Tierra” (*Oxford 1166).

Leonor era nieta paterna de Godofredo V Plantagenet (*1113), Conde Anjou, Duque de Normandía, que con 14 años de edad contrajo matrimonio con la emperatriz Matilde (*1102), viuda de 25 años de edad, hija de Enrique I de Inglaterra y de su primera esposa Edith de Escocia.

Leonor era nieta materna de Guillaume X “El Tolosano” (*1099), duque de Aquitania, y de su esposa Leonor de Châtellerault (*1103)

Leonor era tataranieta de Guillaume “le Conquérant” (Guillermo el Conquistador), primer rey normando de Inglaterra.


CRONOLOGÍA

Huérfano de madre con 9 meses, también quedó huérfano de padre a los tres años de edad.


MINORÍA DE EDAD (LUCHA DE PODER ENTRE LOS CASTRO Y LOS LARA)
1158 –1169

El día 31 de agosto de 1158 falleció, en Toledo, el rey de Castilla Sancho III, que apenas había reinado durante un año, habiendo tenido la previsión de nombrar regente del reino y tutor de su pequeño Alfonso al conde gallego don Gutierre Fernández de Castro.

A pesar de lo dicho anteriormente, fueron tan grandes las presiones sobre don Gutierre que tuvo que renunciar, y el niño-rey tras numerosos avatares terminó siendo controlado durante nueve años por don Manrique Pérez de Lara, primero, y después por su hermano Nuño Pérez de Lara.

Se desataron numerosos episodios violentos entre ambas familias, en realidad se podría calificar de guerra civil, que fueron aprovechados por el tío paterno del niño-rey, don Fernando II de León, que diciendo apoyar a la familia Castro se apoderó de numerosas tierras castellanas (Tierra de Campos), y por el tío materno del niño-rey, don Sancho VI de Navarra, que invadió Castilla y se apoderó de Logroño y otras importantes plazas. Incluso hubo que proteger al niño-rey en Soria de su tío el rey de León, por si acaso. Las circunstancias obligaron a declarar la mayoría de edad de Alfonso y fue armado caballero el día 11 de noviembre de 1169 en el monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes.


MAYORÍA DE EDAD, MATRIMONIO, LUCHAS Y PACTOS CON OTROS REYES ESPAÑOLES, PERMANENTE LUCHA CONTRA LOS ALMOHADES
1170 –1194

Tras ser declarado mayor de edad, en las Cortes de Burgos del año de 1170 le fue entregado el Reino y se concertó el matrimonio con la princesa de Inglaterra doña Leonor de Plantagenet.

Poco después se entrevistó, en Sahagún, con Alfonso II “El Casto” rey de Aragón, conde de Barcelona, y luego marqués de Provenza. que era de su edad, donde zanjaron sus diferencias y firmaron una alianza contra los demás monarcas peninsulares.

En cuanto tuvo ocasión, en 1173, se ocupó del rey de Navarra Sancho VI que había invadido Castilla unos años antes, atacándole con un poderoso ejército y recuperando las plazas castellanas en manos del de Navarra, ayudado por otro ejército que atacaba en pinza mandado por su aliado Alfonso II de Aragón. El resultado fue la rendición en Pamplona del rey Sancho, y la boda de su tía Sancha, en Zaragoza en 1174, con su aliado Alfonso II de Aragón.

En 1177, en coalición con su amigo Alfonso II de aragón, tras nueve meses de asedio, el día 21 de septiembre recuperaron a los moros la ciudad de Cuenca, ya que estaban hostigando continuamente la frontera. Continuaban las disputas con el rey de Navarra, por lo que aquel mismo año decidieron someterse al arbritaje de su suegro el rey Enrique II de Inglaterra, y finalmente firmaron un acuerdo de paz durante diez años.

Los dos Alfonsos se entrevistaron en Cazorla en 1179, decidiendo cambiar los acuerdos vigentes entre los dos reinos, y firmaron un nuevo tratado por el que el de Aragón dejaba de rendir vasallaje al de Castilla, a cambio de que Castilla pudiera reconquistar las tierras de Murcia.

Un año antes, en 1178, encontrándose libre de manos contra los navarros, y en razón a que sus relaciones con su tío el rey leonés Fernando II habían ido empeorando, inicia una campaña contra él, avanza hacia Medina de Rioseco y le vence en las cercanías de Castrodeza; las cosas empeoran y se suceden enfrentamientos entre ambos reinos en los siguientes años, se firman varios acuerdos de paz que duran poco tiempo, hasta que se firma un tratado definitivo en 1183, que se conoce como Tratado de Fresno-Lavandera.

Alfonso VIII no olvida la lucha contra los almohades, les tomó Setefilla en 1182, Alarcón en 1184, recibe Trujillo en 1185, toma Iniesta en 1186, aquel mismo año funda Plasencia, toma Reyna en 1187, Magazuela, Baños y Calasparra en 1189. Años después, en 1191, Alfonso II de Aragón receloso del poder que estaba adquiriendo el castellano, dió por terminada su alianza y firmó en Huesca, con los reyes de Navarra, de León y de Portugal, un pacto contra Castilla. Alfonso, por aquellos años, ya realizaba incursiones contra los reinos moros de Jaén y Córdoba.



LA DERROTA DE ALARCOS, LA PAZ CON EL REINO DE LEÓN, INCURSIÓN MILITAR EN LAS VASCONGADAS Y EN LA GASCUÑA. LA VICTORIA DE LAS NAVAS DE TOLOSA.
1194 -1214

El rey Alfonso de Castilla había llegado hasta Algeciras en 1194, pero el Califa almohade Abu Yusuf Ya'qud al Mansur no estaba dispuesto a permitirlo, por lo que en 1195 cruzó el Estrecho al frente de un poderoso ejército que avanzó hasta Calatrava, y llegó a amenazar Toledo. El rey Alfonso, sin ayuda de los otros reyes peninsulares, se enfrentó el día 19 de julio de 1195 a este ejército almohade en la ciudad de Alarcos, sufriendo una espantosa derrota, los almohades muy superiores en número destruyeron Alarcos, Calatrava y aquel mismo año, conseguido su objetivo, se retiraron a Marruecos.

En 1196, ante la debilidad que presentaba Alfonso VIII, los leoneses y navarros pactaron con los almohades, y apoyados por contingentes de los almohades invadieron las tierras de Castilla, amenazando ciudades como Madrid, Toledo, etc. que no cayeron en sus manos de pura casualidad.

En el año 1197, muerto Alfonso II de Aragón, el rey de Castilla firmó un nuevo pacto con su sucesor Pedro II “El Católico” de Aragón, cuyas fuerzas unidas atacaron a leoneses y navarros avanzando sobre Astorga y el Bierzo. Finalmente, todo se arregló con la boda de su primo Alfonso IX de León, que había heredado el trono de su padre Fernando II muerto en 1188, con Berenguela una de las hijas del rey de Castilla, que llevaba como dote las plazas que reclamaba el de León.

Tras invadir y recuperar la parte vascongada que había pertenecido a Castilla y que le había sido arrebatada por los navarros, en el año 1204 pudo centrarse en invadir el condado de Gascuña, dote de su mujer que nunca le había sido entregado, no logró la completa anexión ya que sus dos principales ciudades Bayona y Burdeos nunca le reconocieron.

A partir de 1206 se centró en la lucha contra los almohades, para lo que inició un acercamiento a los reyes de Aragón, León, Navarra, Portugal intentando comprometer también a la Iglesia, por medio del Arzobispo de Toledo, don Rodrigo Jiménez de Rada. En 1209, terminado el período de paz firmado con los almohades, Alfonso está ansioso por luchar contra ellos y vengar Alarcos. En 1211 muere su hijo primogénito Fernando, que le acompañaba en sus luchas,  a la edad de 21 años.

En 1212 el califa Abu Abd Allah Muhammad al-Nasir cruza el Estrecho con un poderoso ejército, por aquellas fechas llega a España la bula del Papa Inocencio III otorgando indulgencia a todos los que participasen en la cruzada contra el infiel apoyando al rey Alfonso VIII de Castilla. En primavera las tropas cristianas se fueron concentrando en Toledo, no lo hicieron su primo Alfonso IX de León, ni su yerno Alfonso II de Portugal, que fueron excomulgados. En su avance se fueron recuperando las tierras manchegas de Malagón, Alarcos, Piedrabuena, etc. El ejército cristiano atraviesa el desfiladero de Despeñaperros y en tierras de Jaén se encuentra con los almohades.

El día 16 de julio de 1212, se entabla la batalla y el formidable ejército almohade fue derrotado en las Navas de Tolosa por el ejercito combinado de tres de los reyes españoles, Alfonso de Castilla, Sancho de Navarra y Pedro de Aragón, y la historia de España cambió...


Batalla de las Navas de Tolosa
Óleo de Francisco de Paula van Halen
Palacio del Senado de Madrid


En días posteriores se continuó tomando plazas como Vilches, Baños de la Encina, Úbeda y también Baeza, aunque poco después esta última se perdió nuevamente. El rey Alfonso continuó su lucha contra los invasores mahometanos, pero un par de años después, en las cercanías de Arévalo, murió el día 6 de octubre de 1214. Antes de acabar el mes también falleció la reina Leonor.


Sepulcros de Alfonso y Leonor en Las Huelgas de Burgos
Foto Alberto Rodrigo  (diariodeburgos.es 6.11.2013)


Aún tardó España casi 280 años en liberarse de los invasores mahometanos, pero cualquiera que conozca la historia sabe que en aquella victoria del año 1212, estos invasores quedaron tocados mortalmente...


Guillermo C. Requena 


No hay comentarios:

Publicar un comentario